Moratoria previsional: una senadora K explicó por qué no consultaron a Guzmán y reclamó medidas “urgentes” para que los asalariados lleguen a fin de mes

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
AFXNVHC5JZBQJOX2H4KY3KHHTI

La senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, muy cercana a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner y coautora del proyecto de ley de nueva moratoria previsional presentado por un grupo de legisladores K, explicó hoy por qué no informaron ni consultaron sobre la iniciativa al ministro de Economía, Martín Guzmán.

“Yo presento proyectos todas las semanas. Uno va consultando a medida que un proyecto avanza”, dijo la senadora por Mendoza, donde en 2019 fue candidata a gobernadora, en declaraciones a radio Mitre. “Este proyecto es intrínseco al Frente de Todos. Lo veníamos pensando para quienes no tienen 30 años de aporte, desde 2019, no creo que nadie del FDT se oponga a este proyecto para que la gente se pueda jubilar”, argumentó.

El proyecto, presentado ayer por un grupo de senadores del interbloque kirchnerista en la cámara alta, sí fue consultado, en cambio, con la directora de la Anses, Fernanda Raverta, también identificada con el kirchnerismo, del que fue candidata a la intendencia de Mar del Plata.

El proyecto permitiría el acceso a la jubilación de personas que no tienen los 30 años de aportes requeridos por ley, incluye a hombres y a mujeres y según calcularon los autores, alcanzaría a más de 750.000 personas solo en el primer año de vigencia, que podrían optar por un sistema de cuotas para “cancelar” la deuda que tienen con el sistema previsional, equivalente a los años de aportes que les faltan.

La omisión de consulta a Economía es llamativa, dado el impacto fiscal y macroeconómico que tendría la eventual sanción de la ley, estimado por previsionalistas en más de $ 480.000 millones anuales, lo que ahondaría los déficits previsional y fiscal, complicando aún más las metas de reducción que acordó Guzmán con el FMI.

Fernández Sagasti fue crítica del desempeño de Guzmán y el equipo económico, en línea con la seguidilla de críticas a la gestión económica del gobierno de Alberto Fernández, que se intensificó en las últimas semanas y fue ratificada ayer por la vicepresidente Cristina Kirchner en su discurso al recibir una distinción Honoris Causa por parte de la Universidad del Chaco Austral.

“Evidentemente hay que tomar más medidas que lleguen al bolsillo de las argentinas y los argentinos. Es algo que no se está viendo. Hay que tomar el toro por las astas, aunque las medidas sean antipáticas para algunos. Esa angustia de que los asalariados no lleguen a fin de mes es responsabilidad de quienes no toman medidas para que el crecimiento llegue a todos”, dijo la senadora mendocina.

“Evidentemente, no alcanza”

Como para atenuar su condena, la legisladora agregó: “No significa que no haya medidas buenas, como el ATP, otros créditos que se dieron, lo que hizo la Anses en materia de cuidados. Pero evidentemente no alcanza y lo que se debate es eso: el gabinete económico tiene que tomar medidas para que el crecimiento de más del 10% del año pasado llegue a los argentinos. Si no, se está quedando en algún sector. En Obras Públicas se ha avanzado muchísimo, pero no se ha avanzado en la distribución de ese 10% de crecimiento.

En rigor, Fernández Sagasti fue menos crítica que la propia Cristina Kirchner, que en su discurso en Chaco calificó el avance del PBI el año pasado no como crecimiento, sino como una “recuperación” de lo perdido en 2020.

Consultada expresamente cómo calificaba la gestión de Guzmán entre “buena, mala o regular”, la senadora kirchnerista reafirmó sus dichos previos: “Entiendo que al equipo económico le falta algo que sabemos todos: hay que controlar la inflación, que está alta, por cuestiones externas pero también internas que podríamos resolver. Y la distribución es un tema pendiente y urgente. No estamos hablando de trabajadores no registrados, sino de asalariados con problemas para llegar a fin de mes. Es algo que se habla en cualquier lado. Es el equipo económico el que tiene que tomar las cartas y barajar y dar de nuevo, con medidas que no son alegres para el 100% de los argentinos, porque hay algunos que defienden sus propios intereses”.

Hace apenas una semana, en otra entrevista radial, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, otro de los apuntados por el kirchnerismo, había dicho que los trabajadores formales pobres (esto es, “que no llegan a fin de mes”) son “muy pocos”.

Además, Fernández Sagasti desestimó la crítica de Elisa Carrió por la negativa del bloque kirchnerista a avanzar hacia un sistema de votación con “Boleta Única de Papel”, que adjudicó a la intención de Cristina Kirchner de “apostar al fraude”.

“Si fue en esos términos lo que dijo es no entender la historia. Con el sistema actual nunca dese 1983 hemos tenido casos de fraude grave. Han ganados todas las fuerzas políticas. Tenemos que discutir leyes que transformen la vida de los argentinos, como esta del sistema previsional. Con las leyes se puede mejorar la vida de los argentinos”, dijo la senadora mendocina, quien también, en otra reacción a un comentario de Carrió sobre una presunta “actitud destituyente” de la vicepresidente, respondió: “No me extraña que Carrió haya dicho eso. Habrán escuchado lo que dijo Cristina Fernández de Kirchner en vivo y en directo: hay un debate de que el crecimiento del año pasado no está llegando a la población, los trabajadores no llegan a fin de mes. Este crecimiento no ha llegado a la mayoría de los argentinos y nosotros en el FDT representamos a las mayorías. Y nuestro compromiso es que ese crecimiento llegue”.

En septiembre de 2019 Fernández Sagasti fue derrotada en las elecciones a la gobernación de Mendoza por el actual gobernador, Rodolfo Suárez, por amplio margen, 52 a 36 por ciento.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar