Pareja muerta en Córdoba: la autopsia confirmó que la mujer tenía una lesión

JUDICIALES Por Ramiro FORTIS
femicidio-suicidio-barrio-arguello-cordoba-pareja-3

El informe preliminar de la autopsia de los cadáveres hallados en un domicilio en barrio Argüello confirmó que la mujer tenía roto un hueso de la tráquea. Los cuerpos de Elizabeth Alejandra Boix y Juan Pascual Tiglio, ambos de 61 años, fueron encontrados en diferentes departamentos de la misma locación.

El macabro hallazgo de los cuerpos en avanzado estado de descomposición ocurrió durante la siesta del miércoles 12 de enero en una vivienda de la calle Teodoro Richards, tras una denuncia de la hija de la pareja porque sus padres no respondían a los llamados.

Inicialmente trascendió que los cadáveres no presentaban lesiones superficiales. Luego, tras la autopsia realizada el viernes de la semana pasada, los resultados preliminares revelaron que la mujer sufrió una lesión en los huesos de la tráquea que sería compatible con una asfixia por ahorcamiento.

La causa está caratulada como “muerte de etiología dudosa” y es investigada por la fiscalía de Tercer Turno de Violencia Familiar a cargo de Cristian Griffi. Como el fiscal está de licencia, las averiguaciones pasaron a manos de Bettina Croppi.

El día del hallazgo de los cadáveres, los Bomberos descubrieron una fuga de gas en la unidad en la que vivía el hombre. Había trascendido que los cuerpos estaban en distintos espacios de la casa, pero fuentes de la investigación indicaron a El Doce que los restos de Boix y Tiglio fueron encontrados en distintos departamentos del mismo domicilio.

 Estos datos refuerzan la hipótesis de un homicidio por violencia de género seguido de suicidio. Los investigadores sospechan que la mujer fue asesinada en su departamento el 28 de diciembre y que el hombre se quitó la vida en su unidad ocho días después.

La hija de la pareja declaró que el 28 de diciembre llamó a su madre y no la atendió. Entonces llamó a su padre para preguntarle por ella. El hombre le respondió que la estaba viendo por la ventana. El 5 de enero fue la última vez que Tiglio tuvo contacto telefónico con su hija.

Las fechas de fallecimiento aún no fueron confirmadas por los resultados de la autopsia. Tampoco trascendió la causa fehaciente de la muerte del hombre.

Elizabeth Alejandra Boix y Juan Pascual Tiglio estaban separados desde hace años pero residían en la misma locación, aunque en departamentos separados. En 2016, un juez ordenó una orden de restricción de acercamiento (pese a que vivían a pocos metros) tras una denuncia por violencia de género realizada por la mujer.

Fuente: Cba24n

Te puede interesar