Cómo fueron las últimas horas del hombre que falleció tras vacunarse con AstraZeneca en Santa Fe

CORONAVIRUS 14 de junio de 2021 Por Rafael SOTOMAYOR- Santa Fe
agustin-transito-martinez-tenia-77-anos-y-fue-vacunado-la-primera-dosis-astrazeneca-el-domingo

La noticia de la muerte de un hombre de 77 años a pocas horas de haberse vacunado conmocionó a los santafesinos. Agustín Tránsito Martínez recibió la primera dosis de AstraZeneca el domingo. Cuando salió del vacunatorio se comenzó a sentir mal, fue atendido por los médicos de la ambulancia y trasladado a un sanatorio privado. Su familia, denuncia que en el efector de salud lo revisaron y mandaron a la casa sin dejarlo en observación. Al llegar a su hogar se descompensó y falleció. El Ministerio de Salud de Santa Fe ya investiga el caso para confirmar qué fue lo que ocurrió con la salud del hombre y evaluar si la vacuna influyó o no en la muerte del paciente.

El domingo Martínez salió de su casa a las 8.15 en dirección al vacunatorio de la Esquina Encendida de Santa Fe. Tanto él como su mujer de la misma edad, tenían turno para colocarse a las 9 la primera dosis de AstraZeneca. Sus hijos destacaron que ellos se anotaron en la web provincial y, a pesar de ser personas de riesgo por la edad, no habían recibido su turno antes.

Agustín recibió su vacuna y se quedó en observación durante 15 minutos, tal como indica el protocolo para las personas que van a vacunarse acompañados. "Cuando salió del vacunatorio, caminó 20 metros y le empezaron a tambalear las piernas", contó su hijo, Hugo Martínez, en diálogo con Luis Mino en el programa Ahora Vengo de Aire de Santa Fe. En el lugar lo atendieron los agentes de salud del servicio de emergencias 107. "El médico recomendó que se quede internado", aseguró el familiar.

El paciente descompuesto fue trasladado a un sanatorio privado de la ciudad de Santa Fe. Según el informe realizado desde el efector y entregado al Ministerio de Salud para que continúe con la investigación, Martínez llegó al lugar "caminando de forma normal", se presentó en la guardia y comentó que había sido vacunado. En el lugar controlaron los signos vitales del pacientes y aseguraron que estaba "en perfecto estado". Por precaución, le realizaron un electrocardiograma y dio como resultado una leve taquicardia, algo que indicaron como normal en personas de su edad. Le recomendaron realizarse un control más adelante y lo enviaron a su casa.

El hijo confirmó lo narrado en el informe al que pudo acceder AIRE. "Llegó a casa en un remis", relató. Contó, además, que su padre entró a la vivienda caminando y se le volvieron a "aflojar las piernas", por lo que él lo tuvo que ayudar a entrar.

 Martínez quedó sentado en un sillón de su casa hasta que se sintió mejor y luego de unos 15 minutos pidió ir al baño. Allí tuvo otro episodio similar pero más fuerte. "Comenzó a temblar y a respirar acelerado, después mucho más lento", narró su hijo. "Decidí llevarlo a la cama para atenderlo mejor", aclaró.

Al notar la gravedad de la situación porque su padre ya no respiraba bien, decidieron llamar al 107 emergencias. "Mientras venían las ambulancias me indicaron que inicie con el RCP", aclaró.

 El hijo de Agustín destacó el trabajo del personal de las ambulancias del 107 y E24 que "hicieron todo lo posible". Indicó que le inyectaron adrenalina y le realizaron maniobras con electroshock.

Sin embargo, señaló que están "indignados con la atención que no se le prestó" en el sanatorio que "como mínimo lo tendrían que haber dejado 30 minutos en observación", denunció.

 Su padre finalmente falleció por un paro cardio respiratorio y lo van a sepultar este mediodía en Santa Fe. Desde su fallecimiento, el domingo, hasta este lunes a las 8.30 el cuerpo de su padre continuaba en su casa. Sus hijos aseguran que fue por "cuestiones de papelerío" y porque "querían tenerlo un rato más" con ellos. "Mi mamá se llegó a acostar al lado suyo durante la noche", contó Marcial, otro de los hijos de Agustín Martínez. Es que llevaban ya 30 años de pareja y durante este último tiempo habían hecho planes para casarse.

 "Como hijo le quiero contar a la gente cómo nos trató el sanatorio, pero a la verdad de lo que pasó me la llevaré al cajón", indicó Hugo, uno de sus hijos, quien aseguró que toda la familia desea enterrar a su padre en paz y que la muerte no provoque más dolor, sobre todo a su madre.

 Consultado sobre el pedido de Justicia para esclarecer lo que ocurrió con su padre, indicó: "Se el trastorno que lleva por dentro y todo lo que hay que hacer. Tendrían que llevar a mi papá a la morgue policial, que lo achuren, pero en este momento no quiero perder a mi mamá". Además, aclaró que hace cuatro meses sepultó a su suegro, que falleció por una enfermedad no relacionada al covid, y eso ya fue demasiado sufrimiento. "Solo queremos informar a la gente cómo nos trata nuestro sistema de salud de la Provincia, somos un número más, una cifra del montón", sostuvo.

Fuente: Aire de Santa Fe

Te puede interesar