La hija del escritor Amos Oz denunció que su padre la sometió a “una rutina de abuso sádico”

En una autobiografía, Galia, también autora, acusó al varias veces candidato al Nobel de Literatura israelí, fallecido en 2018, de “maltrato físico y mental continuo”. Otros familiares del autor rechazaron las acusaciones
descarga

Galia, la hija de Amos Oz, autor de Una historia de amor y oscuridad y fallecido en 2018, acaba de publicar una autobiografía en la que denuncia “maltrato físico y mental continuo” del reconocido escritor israelí, que a la par de su oficio desplegó un sostenido activismo por la paz.

“En mi niñez, mi padre me pegaba, maldecía y me humillaba. La violencia fue creativa: me arrastró desde el interior de la casa y me echó fuera”, denuncia la mujer en el libro, donde detalla la difícil relación que mantuvo con su padre, según informa la agencia ANSA.

Fallecido de cáncer a la edad de 79 años, Oz es uno de los escritores más prestigiosos de Israel y su obra ha sido traducida a 45 idiomas. Durante muchos años fue incluso candidato al Premio Nobel de Literatura. A lo largo de los años publicó una veintena de libros, entre ellos Judas (2016), Una historia de amor y oscuridad (2002) y cerca de 500 artículos de opinión y ensayos, que vieron la luz tanto en prensa local como internacional.

   Galia Oz (Captura de Youtube)“No era una pérdida pasajera de control ni una bofetada aquí o allá, sino una rutina de abuso sádico”, afirma Galia en su libro, titulado Algo disfrazado como amor, publicado hoy en hebreo.

Como contrapartida a sus confesiones, la escritora y también hija de Oz, Fania Oz-Salzberger, reaccionó en su cuenta de Twitter contra las acusaciones de su hermana y posteó: “Nosotros, Nili (madre), Fania y Daniel (hermano), conocíamos a un padre diferente. Un padre cálido, amable, atento que amaba a su familia con profundo amor lleno de preocupación, devoción y sacrificio”, defendió.

Fania relató también que su hermana decidió romper la relación con la familia hace siete años, y que se han sentido “sorprendidos” por las afirmaciones que vierte en el libro, que empaña la imagen del Príncipe de Asturias de las Letras en 2007.

Fuente: Télam

Te puede interesar