La Mesa de Enlace, cerca de anunciar paro agropecuario de tres días

ECONOMÍA Por Yanina Otero*
Los dirigentes gremiales maduran la idea de avanzar con un cese de comercialización de granos y hacienda a modo de protesta por el cierre temporal de las exportaciones de maíz. Los autoconvocados presionan para que el grano no se comercialice por debajo de los $19.000.
la-mesa-enlace

Luego de que el Gobierno decidiera la suspensión temporaria de las exportaciones de maíz, el sector agropecuario, particularmente los dirigentes de la Mesa de Enlace y productores autoconvocados comenzaron a agitar la concreción de un cese de comercialización de granos y hacienda a modo de protesta. En este marco, ayer, luego de una reunión de más de tres horas entre los dirigentes de la Sociedad Rural Argentina, Federación Agraria, Coninagro y CRA, se decidió que hoy a las 17 se anunciarían los pasos a seguir. El paro agropecuario ya estaría prácticamente definido, aunque también se analizan otras medidas de fuerza.

En tanto, los productores autoconvocados, quizás la facción más dura del sector agropecuario, también respondieron de manera categórica ante la decisión del Gobierno. En un comunicado expresaron ayer que no están dispuestos a comercializar el maíz disponible en el mercado interno a menos de $19.0000 la tonelada.

En un comunicado difundido ayer los productores detallan: “cerradas las exportaciones de maíz dejan de existir los DEX para dicho cereal, por lo cual los compradores no deben descontarlos del precio”. Así, el precio de paridad debería ser el precio FOB Puertos Argentinos menos los gastos de carga que para el día 29/12/20 sería de 238.57 u$s/t menos 11 u$s/t dando como resultado 227.57 u$s/t, que multiplicado por el dólar oficial divisa comprador (83.82$/u$s) da como resultado final 19074,92 $/t, por lo que instamos a todos nuestros colegas a no aceptar precios inferiores”.

En este marco, los dirigentes de la mesa de Enlace, Jorge Chemes, Daniel Pelegrina, Carlos Achetoni y Carlos Ianizzotto, no verían con malos ojos avanzar con la concreción de un cese de comercialización de granos y hacienda durante tres días. La relación entre el Gobierno y los dirigentes gremiales, particularmente con CRA y la Sociedad Rural, es tensa desde hace largo rato.

Ambas entidades reclaman que el Gobierno no atiende sus reclamos e incluso ninguno de sus líderes formó parte de los encuentros que llevó adelante el gabinete económico del Gobierno con los referentes del Consejo Agroindustrial Argentino para avanzar con una ley exportadora.

Incluso la Sociedad Rural Argentina no forma parte de esta flamante coalición agroindustrial y tiempo atrás desde las otras entidades del campo se amenazó con dar un portazo. En octubre pasado cuando el Gobierno anunció la baja temporaria de las retenciones a la soja, no estuvo presente ninguno de los representantes de la Mesa de Enlace, según consignaron, porque fueron invitados a último momento al evento en la Casa Rosada.

Lo cierto es que la Mesa de Enlace y los productores autoconvocados no fueron los únicos que se mostraron en descontento con la suspensión temporal de retenciones. Comunicados de rechazo y preocupación ante la medida llegaron también desde las Bolsas de Cereales, Maizar y Aapresid, entre otras entidades representativas del campo.

Esta última organización que históricamente tiene una base productiva y tecnológica detalló en un comunicado emitido ayer: “el cierre de exportaciones aunque anunciado como temporario, genera incertidumbre de cara a la próxima campaña agrícola, demorando los logros productivos descriptos previamente y el sueño de las 200 millones de toneladas de granos. La Sustentabilidad es un delicado equilibrio entre lo económico productivo, lo social y lo ambiental. Una hectárea de maíz produce en promedio más del doble de grano que una hectárea de soja y el cuádruple que el girasol. Una reducción en su producción implicaría menos fletes, menor consumo de combustibles y lubricantes, menos acopio, menos trabajo y especialmente menos oportunidades por una menor disponibilidad de maíz. Asimismo, es importante observar que quien a la fecha no comercializó su producción de maíz difícilmente vaya a hacerlo, debido a que esta medida desincentiva la comercialización y al mismo tiempo lacera la confianza, entendida como la previsibilidad de las acciones”.

De esta manera el campo espera que el Gobierno de marcha atrás con la medida anunciada la semana pasada, mientras tanto crece el descontento y las medidas de protestas estarían prontas a anunciarse.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar