Estados Unidos: el racismo pone en peligro la continuidad de los playoffs de la NBA

El plantel de los Bucks se negó a jugar y así lo siguieron otros equipos. El tiroteo de la policía contra Jacob Blake volvió a poner en pie de guerra al país norteamericano.

Un hecho histórico ocurrió este miércoles en la NBA. El quinto partido de playoffs entre Orlando Magic y Milwaukee Bucks no se jugó porque esta última franquicia se negó a jugar el encuentro. 

El boicot del plantel fue una respuesta a los últimos acontecimientos racistas vividos en Estados Unidos. Tras la decisión, las demás plantillas que tenían que jugar en esta jornada siguieron el mismo camino y no se presentarán. 

Durante las últimas horas, y con el movimiento del 'Black Lives Matter' aún revolucionando las calles del país norteamericano, se produjo un nuevo tiroteo contra un ciudadano negro. Jacob Blake fue disparado por un policía en la ciudad de Wisconsin y quedó parcialmente paralizado. El hecho volvió a indignar a gran parte de la ciudadanía y ese enojo también llegó a la burbuja de Orlando, donde se desarrolla la recta final de la NBA.

 

Un mar de dudas sobre la continuidad de la competencia

Ante la resolución de los jugadores, la NBA decidió postergar los juegos programados para este miércoles. "Los tres fueron pospuestos. Los partidos 5 de cada serie se reprogramarán", informó la Liga estadounidense".

Más allá de estos partidos, aún se desconoce qué pasará de aquí en adelante con la definición de la liga más importante del mundo. Según informan medios norteamericanos, esta misma noche habrá una reunión entre los basquetbolistas en Orlando para analizar cómo seguir. 

Fuente: El Doce

Te puede interesar