Paradoja: a la Argentina no le conviene producir más autos (se quedaría sin dólares)

ECONOMÍA Por Heretz Nivel
Es por la incidencia de las autopartes importadas, según informe de AFAC.
PARADOJA

El dato, a simple vista, podría parecer positivo: el déficit comercial de autopartes cayó 31% durante 2019. Sin embargo, cuando se analizan sus causas, los festejos se terminan. La baja del rojo comercial del sector se produjo como consecuencia de la fuerte caída de la producción de vehículos, según informó la Asociación de Fábricas de Autopartes (AFAC).

El retroceso de la importación de piezas en ese período fue de 25,3%. Esto explica la gran incidencia que tienen los componentes importados en el proceso de fabricación de vehículos en la Argentina. Más del 60% de las autopartes que se utilizan para producir un vehículo en el país, llegan del exterior. A esto se suma que las piezas locales tienen, a su vez, alto contenido importado.

Así lo destaca AFAC: "Se sigue observando una fuerte asociación entre las importaciones de autopartes y la producción de vehículos, siendo un fenómeno de índole estructural de las últimas dos décadas, lo cual parece haberse profundizado entre 2013 y 2019."

Con este esquema, se genera un hecho curioso: si la actividad mejorara y creciera la producción automotriz, el costo que se pagaría sería el del incremento del déficit comercial. Para un país en el que escasean dólares, una bonanza económica podría significar un problema en el mercado cambiario.

La forma de solucionar ese ahogo de divisas podría llegar de una expansión de las ventas externas de autopartes pero eso parece algo impensado. El año pasado, las exportaciones del sector disminuyeron 0,8%, por un monto de u$s1.567 millones. Esto se produjo a pesar de que en 2019, Brasil tuvo un crecimiento de 8,6% lo que, según AFAC, “evidencia la fuerte falta de competitividad sistémica” del sector.

“Este año, por segunda vez, el segundo mayor déficit en comercio de autopartes fue con Brasil, país al que se exportó por u$s 888 millones de dólares, con una disminución del 5,5% con relación al año anterior. A su vez, las importaciones de autopartes desde Brasil decayeron en 2019 a u$s 1.767 millones, contrayéndose 26,2% con relación a 2018” señala el informe de la entidad. El mayor déficit en el comercio de autopartes fue con la Unión Europea, el cual alcanzó los u$s 1.089 millones, mientras que había sido de u$s 1.715 millones en 2018.

Los datos de AFAC indican que, el año pasado, el rojo comercial del sector alcanzó los u$s 4.679 millones. Para tener una idea de su magnitud, AFAC remarcó que en 2019 el superávit comercial argentino fue de u$s 15.990 millones. De esta manera, sólo el déficit comercial del sector autopartista representó 29,3% de ese saldo favorable de la balanza comercial nacional.

Con información de www.ambito.com sobre una nota de Horacio Alonso

Te puede interesar