Axel Kicillof aseguró que hay presos políticos en Argentina y se calienta la interna en el Frente de Todos

POLÍTICA Por
El gobernador bonaerense se alineó con el kirchnerismo más duro. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el Canciller, Felipe Solá, plantearon que se trata de “detenciones arbitrarias”
AXEL KICILOFF

La discusión en torno a la existencia o no de presos políticos en la Argentina sumó este domingo un nuevo capítulo y sigue generando tensiones al interior del Frente de Todos.

La semana pasada, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero reveló que la posición oficial del Ejecutivo es que “no hay presos políticos” pero sí “detenciones arbitrarias”, debido a que un preso político es una persona que fue detenida sin proceso.

No obstante, ayer el gobernador bonaerense Axel Kicillof salió a sentar su posición y se alineó con el kirchnerismo más duro. “Si hay políticos presos y se usa la Justicia para ponerlos presos, lo correcto es llamarlos presos políticos”, dijo Kicillof en una entrevista con el periódico Perfil.

En esa línea, recordó que él mismo fue elevado a juicio por el fallecido juez Claudio Bonadio en la causa de dólar futuro. “No encontré a ninguna persona, especialista en finanzas, en derecho, en periodismo, que me diga que lo que hice es un delito. Pero me imputó, no tomó nada de lo que dije. No leyó nada, impartió sentencia y nos elevó a juicio oral. Eso es una Justicia utilizada políticamente. Y viene luego de tapas y tapas de los diarios contra Cristina, contra mí, contra todos”, argumentó el ex ministro de Economía.

La posición expresada por Cafiero generó varias respuestas de funcionarios del gobierno actual y ex funcionarios kirchneristas. Una fue la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, quien señaló que “en América Latina hubo y sigue habiendo presos políticos".

“A veces hacemos eje en cuestiones semánticas e intentamos poner diferentes posiciones, pero cuando vos tenés a una persona a la que se le hace un proceso judicial con la única finalidad de detenerlo por cuestiones políticas, eso es un preso político", remarcó Gómez Alcorta.

Un mes antes, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, había tuiteado a raíz de los cuatro años de detención de Milagro Sala que no quería “más presas y presos político en la Argentina”.

Sin embargo, Cafiero no fue el único en salir a respaldar la postura oficial. “Hay casos de encarcelamiento que no se justifican jurídicamente" pero “no quiere decir que haya presos políticos”, dijo el canciller Felipe Solá. Y en la misma línea se expresó el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien señaló que el Gobierno ya “fijó una posición y lo demás es ir viendo en cada caso de qué se trata y cuáles son las características de cada proceso”.

El comentario de Solá despertó el enojo del ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido: “Vos eras gobernador cuando la bonaerense mató a Kosteki y Santillán”, le recordó. También le pidió que “por lo menos” lo respete, ya que no hizo nada para liberarlo del “yugo macrista”.

Finalmente, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, reveló detalles de una charla con Alberto Fernández en la que el presidente le pidió que no utilizaran ese término.

“No quiere entrometer su gestión ejecutiva con el Poder Judicial porque a estas personas se les está realizando un juicio”. Sin embargo, hizo hincapié en que “hay voces más sabias que dicen que sí hay presos políticos” y puso como ejemplos no solo a Milagro Sala sino también al ex vicepresidente Amado Boudou.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar