Habrá menos promociones y descuentos en productos básicos por la vuelta del IVA

ECONOMÍA Por
Es porque los supermercados y proveedores no se ponen de acuerdo sobre el IVA en muchos productos. Los fabricantes ofrecen compensar haciéndose cargo de mayor parte de las promociones, pero en algunas cadenas lo rechazan
el-ministro-de-desarrollo-productivo___EyOep6kb_1256x620__1

Cuando el IVA del 21% volvió a estar vigente, el Gobierno sentó a las cadenas de supermercados y los proveedores para evitar que el regreso del tributo se traslade a precios. Ese fin se está logrando, pese a que existen denuncias aisladas de incumplimientos. Sin embargo, la relación entre los dueños de las góndolas y los fabricantes de productos de consumo masivo atraviesa permanentes tensiones y eso genera daños colaterales: por ejemplo, las promociones, que están disminuyendo.

Tanto en las cadenas como en los proveedores admiten que hay una reducción de promociones con descuentos en los productos de la canasta básica, como lácteos, galletitas, aceites, harinas y otros que estuvieron exentos de IVA desde las elecciones primarias hasta fin de año. Esto es porque el restablecimiento del 21% del IVA sigue siendo un punto de discordia entre supermercados y proveedores.

Ningún producto básico quedó exento de IVA. Los fabricantes volvieron a cobrar la tasa del 21%. Sin embargo, se llegó a un acuerdo con el ministerio de Desarrollo Productivo. Los supermercados iban a trasladar entre 7% y 10% de aumento, mientras que del resto se harían cargo los privados, en una negociación particular entre las cadenas y sus proveedores.

Los proveedores de supermercados volvieron a mandar listados con el 21% de IVA. Y allí aparecieron distintas formas de compensarlo, para no generar costos adicionales a los súper y cumplir lo prometido al Gobierno.  Algunos proveedores le ofrecieron a los supermercados hacerse cargo de una mayor tajada del costo de las promociones. "Mando los precios con IVA. Pero hago un aporte mayor a los descuentos (2 productos al precio de uno, u 80% en la compra de la segunda unidad) para compensar", detalló a Clarín un proveedor grande. Algunas cadenas aceptaron la propuesta, pero otras no.

Algunos supermercados, dicen -en reserva- que la negociación "privada" para que cada parte se haga responsable de una porción del IVA no siempre llega a buen puerto. Por eso, cuentan que hay menos promociones y descuentos en los productos de canasta básica. "La bonificación que me ofrecen en los descuentos no alcanza para compensar lo que tenemos que pagar de más (en relación al IVA al 0%) por la totalidad de los productos", refutan desde otra cadena.

El Gobierno habilitó a los privados a ponerse de acuerdo entre ellos. Pero eso no está pasando en casi la mitad de los productos que volvieron a pagar IVA, según las cadenas. Es probable que el resultado de esos desacuerdos lleguen la semana próxima a la mesa de Paula Español, a cargo de la secretaria de Comercio Interior.

"En general, le pedimos al Gobierno que intervenga lo menos posible, ya que los privados nos podemos poner de acuerdo sin regulaciones. Pero eso no está pasando. Estamos presos de nuestro propio discurso", admiten de ambos lados, cargando la culpa en el otro. Las empresas muestran los balances en rojo del último año como señal del mal momento, que los impide hacerse cargo de mayores costos.

La eximición del IVA fue una medida dispuesta por el ex presidente Mauricio Macri, tras la derrota en las elecciones primarias. El decreto duró hasta fin de año. La administración de Alberto Fernández no la renovó. La nueva gestión optó por pedir un acuerdo entre privados y devolver el impuesto a los sectores más vulnerables a través de la tarjeta alimentaria.

Las negociaciones entre supermercados y proveedores comprenden IVA, bonificaciones y, en general, son complejas. "Llevamos 15 días sin ponernos de acuerdo. Si pasan 15 días más, es probable que alguna parte se traslade a los precios", advierten desde ambos lados, siempre tratando de remarcar la supuesta inflexibilidad del otro.

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Martín Bidegaray

Te puede interesar