El emotivo recibimiento de Newell's que conmovió a Maradona

"El Diego" fue homenajeado en Rosario, donde tuvo un breve paso como futbolista en 1993. Vio el partido en un "trono", saludó a juveniles, recibió regalos, fue ovacionado por la multitud y lloró.
ARCHI_610887

En un emotivo regreso al estadio que lo vio como jugador, Diego Armando Maradona resultó agasajado por Newell´s Old Boys antes del comienzo del partido en Rosario frente a Gimnasia y Esgrima La Plata.

En medio de un mar de lágrimas, "Diegote" saludó a la concurrencia tras la entrega por parte de los dirigentes "leprosos" de una plaqueta alusiva.

Luego de la cesión de la cinta de capitán con su cara a Maximiliano Rodríguez, Maradona, visiblemente emocionado, manifestó: "Algún día volveremos a esta cancha", "Yo soy `leproso` y a mí no me compra nadie, soy incomprable".

En un emotivo regreso al estadio que lo vio como jugador, Diego Armando Maradona resultó agasajado por Newell´s Old Boys antes del comienzo del partido en Rosario frente a Gimnasia y Esgrima La Plata.

En medio de un mar de lágrimas, "Diegote" saludó a la concurrencia tras la entrega por parte de los dirigentes "leprosos" de una plaqueta alusiva. 

Luego de la cesión de la cinta de capitán con su cara a Maximiliano Rodríguez, Maradona, visiblemente emocionado, manifestó: "Algún día volveremos a esta cancha", "Yo soy `leproso` y a mí no me compra nadie, soy incomprable". 

"Gracias de todo corazón a todos. Estuve hablando con la gente de Newell's, algún día nos veremos. Yo no hablo por hablar. No quiero poner calientes a los de en frente. Gracias por venir, gracias por el recibimiento, gracias por esto. Gracias por este amor. Voy a volver", agregó.

Varios jugadores que compartieron el plantel "rojinegro" en 1993 se hicieron presentes en el tributo, entre ellos Roque Alfaro, Jorge Gabrich, Gustavo Raggio y Fabián Basualdo.

 
FOTO: Diego Maradona fue homenajeado en Rosario.
 
 
 

En un emotivo regreso al estadio que lo vio como jugador, Diego Armando Maradona resultó agasajado por Newell´s Old Boys antes del comienzo del partido en Rosario frente a Gimnasia y Esgrima La Plata.

En medio de un mar de lágrimas, "Diegote" saludó a la concurrencia tras la entrega por parte de los dirigentes "leprosos" de una plaqueta alusiva.

 

 

Luego de la cesión de la cinta de capitán con su cara a Maximiliano Rodríguez, Maradona, visiblemente emocionado, manifestó: "Algún día volveremos a esta cancha", "Yo soy `leproso` y a mí no me compra nadie, soy incomprable".

 

 

"Gracias de todo corazón a todos. Estuve hablando con la gente de Newell's, algún día nos veremos. Yo no hablo por hablar. No quiero poner calientes a los de en frente. Gracias por venir, gracias por el recibimiento, gracias por esto. Gracias por este amor. Voy a volver", agregó.

Varios jugadores que compartieron el plantel "rojinegro" en 1993 se hicieron presentes en el tributo, entre ellos Roque Alfaro, Jorge Gabrich, Gustavo Raggio y Fabián Basualdo. 

Como corolario, el ex capitán de la Selección argentina recibió un sillón (tipo poltrona) que él mismo firmó y que quedará en el club.

 Fuente: Cadena 3

Te puede interesar