El tiempo - Tutiempo.net

Últimas noticias

Sergio Romero sorprendió a Eliana Guercio luego del pase a la final con Boca: “Pensé en ella y mis hijas”

ESPECTÁCULO 07/10/2023 G24N G24N
382244754_884014899254086_8807789020732979998_n

Sergio Romero es una de las figuras del actual plantel de Boca. El arquero se transformó en una pieza clave del Xeneize y lo demostró durante la Copa Libertadores, en el último encuentro ante Palmeiras, donde atajó dos penales que ayudaron al club llegar a una nueva final del certamen internacional. En su vuelta a la Argentina, Chiquito fue directo a visitar el lugar donde trabaja su esposa, Eliana Guercio.

Luego de su arribo a Ezeiza, Romero fue al edificio de La 100, para sorprender a la modelo que trabaja en el programa radial El Club del Moro. “Estábamos haciendo el programa y la Guercio bajó corriendo. Está Chiquito Romero que pasó a saludar a la Guercio, a puro beso con Chiquito, después del triunfo de Boca anoche. Eso es amor, se vino de Ezeiza acá”, relató el conductor Santiago del Moro. Además de saludar a su esposa, Chiquito brindó una entrevista en el programa radial donde habló de varios temas.

Por supuesto, a la hora de hablar sobre sus sensaciones y pensamientos luego de la tanda de penales, Romero no dudó: “¿En quién pensé después de los penales? La tengo acá al lado (Eliana Guercio), ja. En mis hijas que sabía que estaban felices, contentas, que la casa era un alboroto”. Además, contó que lo primero que hizo cuando llegó al vestuario fue una videollamada con su familia. “Muy contento, feliz por lo que logramos ayer”, afirmó.

“Nos cambió la vida”
Chiquito se refirió a la intensa lucha que tuvo con sus lesiones que lo marginaron durante un tiempo largo durante toda su carrera, pero que en Boca logró superar.

“A lo largo de mi carrera, la hemos luchado bastante. A ella, mucho no le gusta que lo diga, 15, 16 años con una rodilla bastante molesta. Esta última operación, que me tocó en Boca con el doctor (Jorge) Batista, nos cambió la vida a los dos y a la familia. Pasó a ser una rodilla nueva para mí que me permitió laburar de una mejor manera”.
“Hoy en día poder disfrutar este presente para nosotros es espectacular. Demostrarle nuevamente a todo el mundo que uno está entero, activo, que uno puede”.
“Porque se han dicho tantas cosas el año pasado. Por ahí no era para matarme a mí, era para matar a la dirigencia de Boca”
    

“No era un arquero retirado”
Al arquero de Boca le consultaron cómo lucha contra las críticas que recibió durante su carrera y sorprendió con su respuesta: “Tengo una cabeza bastante particular. Nunca me molestó una crítica. Pero, sé quién dijo cada cosa, eso sí, porque soy una persona que le gusta estar informada. Por ahí le afectaban más a ella (Eliana Guercio) que a mí”.

Luego reveló: “No era un arquero retirado, no era un arquero roto, era un arquero que necesitaba mi tiempo y en Boca lo conseguí. Nadie me apuró, me operaron, me dieron mi tiempo, mi espacio, nos perdimos un descanso con la familia porque en noviembre no me tomé vacaciones, me quedé en el club trabajando todos los días solo con los kinesiólogos. Hoy estar donde estamos valió la pena ese esfuerzo y vamos por más”.

Romero y su ritual en los penales
Chiquito en el arco de Boca se volvió un especialista a la hora de atajar penales, no solamente en la Copa Libertadores, también lo demostró en distintas competencias que disputó el Xeneize. Sin embargo, el arquero, siempre realiza algunos movimientos antes del remate del rival.

“Son locuras que tengo en la cabeza. Cuando uno se aferra a esas cosas, son cábalas, son momentos. Creo que también es un poquito que el delantero te tiene que esperar que termines de hacer todas las tonterías que estás haciendo”.
El sueño de volver a la Selección argentina
“Desde los 15 o 16 años que es un objetivo la Selección. 15 días antes sabía que salía la lista de la Selección y ya la esperaba”.


Otras frases de Sergio Romero
“A mi me tocó muchísimas veces perder, nunca gané en mi vida. Más perdí que lo que gané. Uno tiene que seguir, ese es el camino, nunca bajar los brazos, siempre estar predispuesto”.
“En el fútbol no tengo objetivos. La verdad es esa. Que mi familia disfrute, pueda ir a la cancha a ver el partido y lo disfrute. Ese es mi objetivo. Después, si vienen partidos buenos, logros, el fútbol es muy cambiante: hoy te aplauden, mañana te putean”.
“Soy arquero, tengo 36 años y atajo desde los 10: al día de hoy no sé todo. Sigo aprendiendo”.
“No entreno la cabeza, ya soy así”.

Fuente: Infobae

Te puede interesar
Lo más visto