Patricia Bullrich habló del conflicto con la Policía Bonaerense: “Es necesario un anuncio ya para recomponer la cadena de mandos, la población no puede quedar desamparada”

POLÍTICA Por Heretz Nivel
En Juntos por el Cambio aseguran que no hay motivaciones políticas detrás de las protestas policiales y creen que podrían prolongarse los reclamos. Duras críticas de Luis Petri y Maricel Etchecoin. El PRO, la UCR y la Coalición Cívica responsabilizan a Berni y a Frederic por el conflicto
QRUKNKRTQVAXNON4HKWA2DC36M

Para la oposición, las protestas de la Policía Bonaerense pueden producir un efecto contagio en otras provincias porque en este conflicto hay un combo explosivo: los bajos salarios, la falta de apoyo político a las fuerzas de seguridad, poco diálogo institucional y el stress del trabajo específico de los efectivos durante la extensa cuarentena.

Con sus matices, en ese diagnóstico coinciden referentes del área de Seguridad de PRO, la UCR y la Coalición Cívica, que descartaron, además, que detrás de esos reclamos haya una “mano negra” de la política sino que, según coincidieron, el origen son las políticas equivocadas del oficialismo y la falta de coordinación que existe entre los ministros de Seguridad de la Nación y de la Provincia, Sabina Frederic y Sergio Berni.

En la coalición opositora hay mucha preocupación porque la crisis policial en la Provincia de Buenos Aires se está prolongando y corre el riesgo de generalizarse. Por eso la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, afirmó a Infobae que “es necesario un anuncio ya para recomponer la cadena de mandos de manera inmediata”, ya que “la población que no puede quedar desamparada”.

Desde la óptica de los expertos de Juntos por el Cambio “el modelo de conducción de Berni implica cero diálogo con las fuerzas de seguridad porque los trata como empleados” y advirtieron que en el conflicto actual también influyen en el estado de ánimo de los policías “la suelta de presos y la toma de tierras mientras el Gobierno parece estar de los dos lados”.

Para la oposición, las protestas de la Policía Bonaerense pueden producir un efecto contagio en otras provincias porque en este conflicto hay un combo explosivo: los bajos salarios, la falta de apoyo político a las fuerzas de seguridad, poco diálogo institucional y el stress del trabajo específico de los efectivos durante la extensa cuarentena.

Con sus matices, en ese diagnóstico coinciden referentes del área de Seguridad de PRO, la UCR y la Coalición Cívica, que descartaron, además, que detrás de esos reclamos haya una “mano negra” de la política sino que, según coincidieron, el origen son las políticas equivocadas del oficialismo y la falta de coordinación que existe entre los ministros de Seguridad de la Nación y de la Provincia, Sabina Frederic y Sergio Berni.

En la coalición opositora hay mucha preocupación porque la crisis policial en la Provincia de Buenos Aires se está prolongando y corre el riesgo de generalizarse. Por eso la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, afirmó a Infobae que “es necesario un anuncio ya para recomponer la cadena de mandos de manera inmediata”, ya que “la población que no puede quedar desamparada”.

Los especialistas en temas de seguridad de la oposición recordaron que “a Berni es la segunda vez que le pasa algo semejante, ya que le había sucedido lo mismo en 2012”. En aquel momento, durante el gobierno de Cristina Kichner, Berni se desempeñaba como secretario de Seguridad de la Nación y estalló una protesta en la Prefectura y en la Gendarmería por los bajos salarios y en reclamo de la derogación del decreto 1307, que reestructuró categorías y sueldos.

“Es muy sintomático que le suceda de nuevo. Tiene un modelo vertical de mando que no va: a las fuerzas de seguridad no les podés ordenar y no escuchar. Eso se terminó hace 30 años”, aseguraron, y consideraron que tampoco ayudó a mejorar la relación con los efectivos el hecho de que en el caso de Facundo Astudillo Castro “hubo muchos funcionarios opinando contra la Policía”.

El diputado de la UCR de Mendoza Luis Petri, integrante del interbloque de Juntos por el Cambio y especialista en temas de Seguridad, señaló a Infobae que “el Gobierno se equivoca si trata de emparentar este reclamo con la oposición” porque, a su juicio, “la protesta policial tiene que ver con la desidia, la ausencia de un plan de seguridad, el desmanejo y la ausencia de respaldo a las fuerzas, además de los magros salarios, la falta de equipamiento y la indulgencia hacia los delincuentes”.

“Está claro que Frederic nunca respaldó a las fuerzas de seguridad y que Berni tampoco las está apoyando porque se comporta simplemente como un superministro que no ha podido evitar una protesta masiva en todo el territorio bonaerense”, dijo el legislador radical, para quien “hoy no existen interlocutores válidos que puedan salir a hablar con las fuerzas de seguridad”.

Petri sostuvo que “la Nación ha dejado de ser el gran articulador de las políticas de seguridad, por lo que no hay conducción nacional ni tampoco un plan nacional de seguridad”, y dijo que ya había advertido que “la ausencia de una visión compartida entre Nación y Provincia de Buenos Aires y la falta de articulación y coordinación no eran beneficiosas para combatir el delito”.

Según el diputado de la UCR, esa situación “ha producido un altísimo desgaste que han sufrido fundamentalmente las fuerzas de seguridad, que están en la trinchera del combate contra el delito y que también están expuestas al contagio del coronavirus por sus tareas de control”.

Aseguró, además, que “se van a equivocar en el diagnóstico si creen que detrás de esto hay una motivación política y sin un buen diagnóstico lejos van a estar de poder resolver el problema". Y agregó: “No sólo reclaman una mejora salarial sino que exigen equipamiento a sólo cuatro días de haber anunciado un plan. Está claro que lo que anunciaron no alcanzó”.

Para Maricel Etchecoin, diputada bonaerense y referente de la Coalición Cívica (CC) en la provincia de Buenos Aires, “el reclamo policial es justo” porque, además de la recomposición salarial y otras cuestiones vinculadas con su tarea, “no se ve mucha empatía desde el gobierno provincial y específicamente del ministro Berni para entender los problemas" de las fuerzas.

La legisladora de la CC destacó que “lanzaron un megaplan de seguridad en donde no se contempla a la Policía y justo cuando muchos de ellos ganan menos de 35 mil pesos”.

“Hay un problema de fondo en quien conduce el Ministerio de Seguridad bonaerense -añadió-. Está más abocado a la construcción de una campaña que a conducir una fuerza policial. Sólo vemos grandes anuncios, videos y spots, pero no se ven resultados concretos y el apoyo a la fuerza”.

Descartó también que detrás de los reclamos policiales haya instigadores políticos. “Tienen una capacidad enorme para no hacerse cargo de los problemas y para responsabilizar a la oposición por todo lo que los acucia. Menos mal que no le pueden echar la culpar a Juntos por el Cambio por la pandemia porque ya sería un problema internacional”, dijo Ethecoin.

Por otra parte, la dirigente de la Coalición Cívica le contestó al sindicalista docente Roberto Baradel, quien responsabilizó a Mauricio Macri y a María Eugenia Vidal por las protestas policiales: “Todos los males del mundo van a ser culpa de los últimos cuatro años. Se pueden inventar relatos -aseguró-, pero esta simplificación es brutal. Han perdido hasta la imaginación".

Al mismo tiempo, Etchecoin celebró con ironía que Baradel “haya recuperado la voz porque hasta ahora estaba callado y no lo escuchábamos mientras los docentes están haciendo malabares para dar clases y mantener el vínculo con los alumnos en medio de desigualdades de conectividad, sin preparación y sin contar con los elementos necesarios”.

Con información de www.infobae.com sobre una nota de Ricardo Carpena

Te puede interesar