La Unión Europea oficializó la compra de biodiésel argentino

INTERNACIONALES 13 de febrero de 2019 Por
Es para ocho empresas. Deben respetar un precio mínimo y ciertos volúmenes. El titular de la cámara, Luis Zubizarreta, dijo a Cadena 3 que significa un flujo de US$ 1.000 millones para el país.
images

La Unión Europea (UE) oficializó este martes la importación de biodiésel argentino sin sanciones arancelarias extras para ocho empresas productoras, siempre y cuando las mismas cumplan con los términos del acuerdo alcanzado entre el bloque del Viejo Continente y las compañías días atrás.

Según la resolución publicada este martes en el Boletín Oficial de la UE, las empresas Aceitera General Deheza (AGD), Bunge Argentina, LDC Argentina, Molinos Agro, Oleaginosa Moreno Hermanos, Vicentin, Cargill y Cofco International Argentina quedaron exentas de la imposición de aranceles punitorios extras.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Luis Zubizarreta, destacó a Cadena 3 que se trata de una "muy buena y oportuna noticia".

"Es así porque en pocas semanas empezaremos con la cosecha de soja y se podrán colocar los subproductos de la soja. Es un flujo en torno de los mil millones de dólares, que para Argentina es muy importante", afirmó Zubizarreta.

"Se trata de una de nuestras principales exportaciones con valor agregado al mundo. Es fundamental mantener mercados abiertos en un mundo que se está cerrando cada vez más", añadió.  

Si bien la UE impuso derechos compensatorios al biodiésel argentino del 28%, al sostener que la producción estaba subsidiada, decidió al mismo tiempo eximir del pago de dicho derecho a la importación de biodiésel proveniente de las mencionadas empresas.

De esta manera, Argentina podrá realizar los envíos del biocombustible sin aranceles punitorios extras, siempre y cuando se respeten el volumen y el precio mínimo acordado, establecidos tras las negociaciones que culminaron el 30 de enero de este año entre el sector empresario argentino, acompañado por el Gobierno nacional, y el bloque europeo.

"Decidimos que era mejor aceptar condiciones de precios y volúmenes que iniciar un juicio que nos iba a llevar varios años y, mientras tanto, tendríamos fábricas paradas y el mercado cerrado", resumió Zubizarreta.

Fuente: Cadena 3

Te puede interesar