Los intendentes del PRO se reunieron para empujar la derogación de las PASO

POLÍTICA 10 de febrero de 2019 Por
En Vicente López 19 referentes del oficialismo bonaerense presionaron para eliminar las primarias. Dicen contar con la venia de Vidal.
INTENDENTES PRO

El Foro de Intendentes del PRO de la Provincia volvió a levantar la voz para pedir la eliminación de las PASO no solo a nivel provincial, sin también nacional. El jefe comunal de Vicente López Jorge Macri, principal impulsor de la propuesta, ya había hecho públicas sus intenciones. Esta semana se le sumó su par de Lanús, Néstor Grindetti.

En los despachos más importantes de la gobernación bonaerense les dieron luz verde para avanzar con el pedido, pero al mismo tiempo le bajan el precio a la iniciativa. “Hay que modificar una ley nacional y Marcos Peña no quiere”, sostienen.

El mismo problema -el rechazo de Jaime Durán Barba, del Jefe de Gabinete y del propio Presidente- emergió cuando María Eugenia Vidal exploró la posibilidad de unificar el calendario electoral, un detalle que no evitó que las espadas políticas políticas de Vidal empujaran esa chance hasta el final.

La diferencia es que Mauricio Macri en su fuero íntimo cree que las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias son un despilfarro. “Me da mucha bronca dilapidar $2500 millones en las PASO. A fin de años vamos a proponer derogarlas”, dijo al calor de la campaña de 2017. El deseo presidencial nunca prosperó. El Congreso después de la sanción de la reforma de cálculo previsional pasó a ser un dolor de cabeza para el Ejecutivo.

El primo del Jefe de Estado ahora retoma la medida con la cifra actualizada de $5600 millones. En su distrito, a pocos metros del río, el flamante presidente del PRO bonaerense -en reemplazo de Vidal- reunió a 19 intendentes y diputados del oficialismo bonaerense para analizar el escenario electoral y empujar la propuesta para eliminar la primaria. Estuvieron entre otros, Grindetti, Julio Garro (La Plata) Martín Yeza (Pinamar), Darío Kubar (General Rodríguez), Martiniano Molina (Quilmes), Nicolás Ducoté (Pilar) -dos que se fueron antes de la foto grupal- Oscar Luciani (Luján) y Pablo Petrecca (Junín).

“No hay ningún pedido formal corporativo (para derogar las PASO). Sí hay 100 por ciento de coincidencia en la idea de que ese gasto que cuando uno lo transforma en escuelas y en asfalto podría haber mucho más beneficio para los vecinos. No hay ningún servicio que sea útil para el vecino”, sostuvo Grindetti en una conferencia de prensa que compartió con el intendente anfitrión.

Los intendentes plantearon que los partidos y alianzas que deban resolver sus internas lo hagan de manera individual. Jorge Macri se mostró de acuerdo con la decisión de unificar las elección bonaerense con la nacional con el mismo argumento que expusieron para eliminar las primarias. “Queremos facilitarles la vida a los vecinos y ahorrar recursos. Hay muchas más prioridades que pagar campañas publicitarias”, señaló Macri sobre el destino de esos fondos.

Los intendentes también expusieron en privado que las primarias en agosto obligan a cortar antes la gestión y no le darían aire al Gobierno para cosechar algún rédito de la esperada y postergada recuperación económica.

La decisión choca con la visión del Jefe de Gabinete que considera que las PASO podrían funcionar como una primera vuelta para recolectar más votos en la elección general de octubre.

En el ministerio del Interior y las espadas legislativas del Gobierno consideran que no habrá voluntades para generar consensos en el Congreso. Los alcaldes creen que una derrota en el Congreso solo tendría impacto en el círculo rojo y no en el electorado.

Algunos intendentes apuntan a la presunta conveniencia de Sergio Massa, que pertenece justamente al único gran espacio político que hoy definiría sus candidaturas en una PASO para evitar un posterior desplome. Otros opinan exactamente lo contrario. “Es un mes y medio menos de campaña, llegás con más gestión hacia octubre y sin PASO a Alternativa Federal se le complica plantearle una interna a Cristina Kirchner”, valoró de los jefes comunales preferidos de La Plata.

Los intendentes reconocen que la medida está en sintonía con el humor social y con otras medidas que tomó la Provincia para achicar el gasto político, como los topes a los Concejos Deliberantes. “Con la PASO podemos ahorrar mucho más que eso”, dicen.

Los jefes comunales no terminan de entender por qué el Gobierno -tan afecto a las encuestas para delinear sus estrategias- no avanza en la dirección que proponen. “Le estamos pidiendo a la sociedad un esfuerzo monumental y al mismo tiempo vamos a estar con el festival de la campaña electoral. Los mismos argumentos para la unificación sostienen la suspensión de la PASO”, señalan.

Los intendentes macristas manifestaron que, si tienen éxito con la derogación de las primarias obligatorias- estarían dispuestos a disputar internas con los radicales donde sea necesario. Mar del Plata figura al tope de la lista. 

En la reunión también se decidió contestar a los radicales que presionan para seguir manteniendo a Daniel Salvador como vicegobernador y enfatizan que solo Vidal debe elegir a su equipo de trabajo y que todavía es temprano para hablar de candidaturas. Jorge Macri aspira a ocupar ese lugar en la boleta, igual que el ministro de Seguridad Cristian Ritondo. La discusión está abierta. En Provincia -en una dinámica ya habitual- le bajan el precio y la empujan silenciosamente.

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Guido Carelli Linch

Te puede interesar