Con más de 4.000 asistentes, el Griego Rock fue una fiesta

ESPECTÁCULO Por
Organizado por el municipio, el Griego Rock se vivió intensamente este sábado 3 de noviembre, con entrada gratuita. Sobresalió la calidad de sus grilla, la convivencia de diversos públicos y una puesta que hizo brillar el anfiteatro a cielo abierto.
whatsapp-image-2018-11-04-at-00.43.03

Organizado por la Municipalidad de Córdoba, una nueva edición del Griego Rock se vivió intensamente desde las 17.30 y hasta los últimos minutos de este sábado 3 de noviembre. El Teatro Griego fue el mejor escenario para una grilla de alta calidad que los diversos públicos pudieron disfrutar, compartiendo un momento memorable a pesar del mal tiempo. Una vez más, el festival fue una fiesta donde convivieron familias y grupos de amigos de diversas edades y gustos musicales, con la mística del anfiteatro a cielo abierto como contexto ideal. Rotaron a lo largo de la tarde- noche unas 4.000 personas.

Con entrada libre y gratuita, este encuentro, que ya es un clásico para los músicos cordobeses y la comunidad, contó con 5 bandas independientes locales y una banda joven, ganadora del concurso Música Emergente. Curado por Rocío Paulizzi, esta edición fue también terreno propicio para un emocionante homenaje a “Los Bichos”, grupo pionero del rock local, con Carlos Ávalos a la cabeza. El músico pudo reencontrarse con su repertorio y un grupo de músicos amigos en un set a cielo abierto.

Sobresalió la puesta escénica y una serie de propuestas en las galerías que fortalecieron la programación y le dieron profundidad, haciendo crecer al festival como una instancia integral e integradora desde la música y hacia la comunidad.

Es bueno recordar que el festival se lleva adelante desde el año 2012 con el objetivo principal de ser un amplificador de la producción local musical, y conectar la rica escena cordobesa con nuestra inquieta platea.

Yendo en detalle, Vía Random, fue la banda revelación, encargada de abrir la grilla del sábado pocos minutos después de las 18. Su intervención sorprendió con un sonido potente y prolijo, compartiendo la instancia con Luis Primo, el ingeniero de sonido que grabará el demo de esta banda ganadora del concurso Música Emergente —organizado junto a radio Gamba y Maya Studio.

El line-up continuó con Rinco y Mi Primo Fosforescente, quienes desplegaron lo más nuevo de la escena entre el rock, el pop y el indie, con propuestas originales y de alto nivel que marcan la excelencia de la producción actual en la música cordobesa.

Minutos antes de las 20, se realizó un emotivo homenaje a Los Bichos, con Ávalos como protagonista y músicos invitados. Sobre su show, al artista dijo que después del BA Rock (emblemático festival porteño), no había pisado nunca un escenario tan grande y agradeció con emoción al equipo de producción y los jóvenes músicos que hicieron posible esa actuación.

A continuación, subió al escenario Quieto Poliéster un despliegue escénico que fue en extremo aplaudido. El “septeto filarmónico supersónico” planteó un show específico para el Griego, haciendo conjugar una puesta lumínica y actores y actrices invitadxs para la ocasión.

Cerca de las 21 y 20 se hizo presente la banda Fly Fly Caroline quién con una atmósfera de calidez y encanto, recreó un show impecable con Carolina Merlo al frente y la participación de la bailarina invitada Belén Ghioldi.

Finalmente, Hammer hizo lo propio como broche de oro, en una actuación que marca el final de su carrera artística después de 30 años de trayectoria. El mítico Griego fue testigo entonces de uno continuum de aplausos.

Por su parte, en el detrás de escena del festival se vivieron momentos intensos, con figuras emblemáticas del rock, periodistas que se acercaron a saludar a Hammer y a Ávalos especialmente, mezclándose con jóvenes músicos que quizás pisaban por primera vez un escenario como este. De este modo se vieron abrazos entre referentes de la escena musical cordobesa como Marcelo Gómez, el Gringo Brizio, Martín Carrizo y otros.

El festival vio acercarse y quedarse a muchas familias, jóvenes y gente mayor, compartiendo entre mates y complicidades, la cálida tarde del sábado. Sin duda la heterogeneidad del público, tanto en materia de edad como en sus gustos estéticos, es una de las marcas identitarias del Griego Rock.

Importa destacar que como parte de una línea de trabajo en torno a la igualdad de género, visible en la programación de los diversos ciclos culturales municipales, se garantizó el cupo femenino del Griego Rock con equipos de producción, curaduría, selección, logística y comunicación que tuvieron fuerte presencia femenina.

Actividades paralelas
Además de la grilla musical, otra de las aristas del festival fue el mural realizado en vivo en el predio del teatro por la artista Natalia Prett. Organizado junto al  área de Derechos Humanos del municipio, la intervención fue inspirada en el legendario recital BARock de 1982, un show destinado a ser historia por su desarrollo musical, si contexto de democracia y la aparición sorpresiva de un elefante entre el público. El mural será destinado al Parque Educativo Campo La Ribera.

La Disquería Griego Rock, otra novedad del Griego, tuvo importantes ventas y una sorprendente demanda de libros de rock. Además convivió con una muestra de portadas de CD.
También fue una alegría contar con la participación activa de los colectivos independientes (Sonar, mujeres músicas, sindicato).
Finalmente y como parte de otras actividades propuestas, el público también pudo acercarse al Domo donde, en el marco del programa municipal de VIH, ITS y hepatitis virales, se ofreció asesoramiento y testeo voluntario, gratuito y confidencial. Se proyectaron video y hubo juegos temáticos. En esta sección participaron las áreas municipales de Juventud y Salud.

Te puede interesar