Hallan ahorcado en su teatro a un conocido director acusado de abuso sexual

ESPECTÁCULO Por
Es Omar Pacheco, quien había sido escrachado el viernes. Fue encontrado muerto este domingo en la sala La otra orilla. La principal hipótesis es que se suicidó.
gHv6Cgq4I_930x525__1

El director teatral Omar Pacheco apareció ahorcado este domingo a la tarde en su sala teatral, "La otra orilla". Tenía 67 años y desde el sábado se desconocía su paradero. Según se vio en videos que se publicaron en redes sociales, había sido escrachado por presuntos abusos sexuales justamente en el local de Balvanera en el que funciona la sala, en la calle Urquiza al 100.


Según fuentes de la Policía de la Ciudad, el hallazgo del cuerpo se produjo hacia las 15.30 de este domingo. Esas mismas fuentes sostuvieron que, al momento de llegar a la sala, el personal policial encontró a un empleado de "La otra orilla" quien contó que desde la noche del sábado ni familiares ni amigos de Pacheco podían dar con su paradero.

Aunque la escena en la que se encontró a Pacheco coincide con la de un suicidio, una autopsia determinará si efectivamente el director teatral se quitó la vida.


La investigación está a cargo de la Policía porteña y de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 27. Tanto familiares como amigos serán citados por la fiscalía para prestar testimonio sobre la desaparición de Pacheco y sobre el escrache que se le realizó.


Las fuentes policiales sostuvieron que no existen denuncias formales por delitos sexuales contra Pacheco en el ámbito de la Ciudad. El periodista Mauro Szeta contó en el canal de noticias C5N que el director teatral habría aparecido colgado de la parrilla de luces de una de las salas de su local, cerca de una escalera de madera.

El viernes, a través de Facebook, una mujer llamada Mariana Pizarro publicó una denuncia pública colectiva en contra de Pacheco. "Violento, manipulador y abusador", define el texto al director. Y suma: "Somos mujeres integrantes del Grupo Teatro Inestable del Teatro La Otra Orilla, creado y dirigido por el director teatral Omar Pacheco. Somos parte de esta grupalidad hace más de cinco años en donde hemos sufrido todo tipo de violencias de género, entre ellas abuso y manipulación sistemática por parte de quien era nuestro docente y director".

En el texto de la denuncia pública, un grupo de más de veinte mujeres y al menos dos hombres sostienen: "Omar construyó el método del Teatro Inestable en las bases de la verdad, equidad, compañerismo, confianza implacable, respeto, libertad, humanidad. Valores que se ha encargado de pisotear constantemente con su doble discurso y su hipocresía. En estos años ejerció abuso de poder donde, entre otras cosas, construía relaciones sexo-afectivas con sus alumnas, imprimiéndole su posesión enfermiza en el completo ocultamiento ya que la no vinculación extra profesional era para él un requisito excluyente para ser parte del proyecto".

El mismo texto suma: "Los talleres formativos constaban de lo que él llama 'trabajo de piso', que consiste en relajarse plenamente en el piso en condición de total oscuridad, con estímulo sonoro y olfativo, para lograr un estado pre-conciente en donde 'liberar' todas las censuras y resistencias que nos inculcaron desde la infancia. Hoy vemos que muchas veces él se aprovechaba de este estado de vulnerabilidad para meterse cuando él quisiera y sin aviso previo en el piso, manosearnos y manipularnos corporalmente".

El texto de denuncia también se refiere a un aprovechamiento de índole económica: "(Pacheco) Nos hacia creer que lo fundamental era seguir con las funciones de las obras 'La cuna vacía' y 'Dashua', a costa de cualquier circunstancia, deshumanizándonos hasta el punto de tener que realizarlas enfermes, descompuestes o dejando de lado otros deseos, metiéndonos en la cabeza que no tener una remuneración por nuestro trabajo era un deber ético moral, porque estar ahí era un privilegio por el que debíamos estar agradecides, siendo que igualmente debíamos pagar nuestra cuota mensual por tomar sus clases. Criticar esto o reclamar viáticos tenía como consecuencia ser etiquetade como mercantilista. Hoy para nosotras esto tiene nombre y es explotación, ya que además cumplíamos con las tareas de mantenimiento, limpieza general del teatro, armado y desarmado de escenografías y garantizado de las compras de materiales e insumos", describe.

En un video en el que puede verse un escrache a Pacheco en su sala teatral se escucha el grito de una mujer: "Se te acabó la secta, va a haber que ponerse a laburar ahora".

Fuente: Clarin

Te puede interesar