Ojalá que ya se haya tocado fondo en la economía

OPINIÓN Por
A poco de cumplir el tercero de sus cuatro años, la gestión debe cargar con su segundo peor registro mensual, sólo superado por el 6,7% de abril de 2016.
hoy

Aunque se esperaba un índice de suba de precios muy alto para septiembre, el 6,5% que difundió el Indec confirmó el fracaso del gobierno en una de las tareas principales que se había planteado, y que el presidente Mauricio Macri había subestimado en su campaña: bajar la inflación.

A poco de cumplir el tercero de sus cuatro años, la gestión debe cargar con su segundo peor registro mensual, sólo superado por el 6,7% de abril de 2016. Si a esto se le agrega que la proyección anual de inflación supera cómodamente el 40%, Macri y su equipo económico también tendrán el peor año desde 2002, lo que a su vez se sumará a una caída del PBI, producto de una recesión que recién terminaría en marzo próximo.

Más allá de las complicaciones electorales que esta realidad le plantea a Cambiemos, la situación social que deriva de este panorama económico no da espacio a que ningún sector político opositor se alegre. La especulación de que “cuanto peor le vaya al país, mejor”, porque hay más posibilidades de derrotar al oficialismo en las urnas, sería un reflejo de tremenda mezquindad de parte de la dirigencia hacia millones de compatriotas que, por cierto, cada día sufren más las penurias de la pobreza y la indigencia.

Lo responsable será en todo caso buscar consensos para elaborar una alternativa seria de gobierno, sin promesas grandilocuentes, dado que cualquier grupo de funcionarios que asuma en diciembre del año próximo se encontrará con una herencia bastante pesada, incluyendo los compromisos asumidos con el FMI. Así las cosas, sería de desear que -al menos ahora sí- se cumpla lo que le dijo Macri al Congreso en marzo último -”lo peor ya pasó”-, es decir que la situación económica ya no empeore más.

Fuente: Crónica 

Te puede interesar