SEMANAS CALIENTES

EDITORIAL Por
El gobierno tuvo un fuerte costo político en los últimos días, y la imagen presidencial se vio menoscabada desde sus propias filas. ¿Habrá alivio en el período que se abre mañana?
B1oL7elWQ_930x525__1

isaias Isaías ABRTUZKY / Especial para Diario Córdoba 

Días complicados para el gobierno nacional los de la semana hábil que terminó el pasado viernes. Un resquebrajamiento en el interior de la coalición Cambiemos se convierte en escándalo, con una diputada del oficialismo poniéndose en la cima de la república y exigiendo al Presidente el apartamiento de un ministro. Paro colmo bajo amenazas explícitas -de no hacerlo- de “caer”; un término poco específico, pero que uno no imagina referido a la inscripción del primer mandatario en una escuela pública. Posteriormente, desde la mesa de Mirtha Legrand la diputada no tendió la rama de olivo, como se esperaba, sino que anunció la presentación del pedido de juicio político a Garavano y puso un plazo de seis meses para la ruptura de la coalición gobernante.

A esto se sumó una pelea entre los dos miembros más importantes -presidente y expresidente- de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En tanto,el dueño de un medio de peso en la opinión pública revela detalles del modo arbitrario del Juez que se lanzó a una cruzada para llevar a prisión a la senadora Cristina Fernández de Kirchner, apelando a cuanto método mafioso pueda disponer para ello.

Y estas desventuras no están solas: a ellas se le suman las tribulaciones de quienes -sin haber vivido las épocas de la famosa circular 1050, o habiéndose olvidado de lo que debieron soportar quienes entraron en créditos indexados en aquellos momentos- ven deshacerse en pedazos sus ilusiones de casa propia por haber quedado entrampados en el similar esquema UVA.

Y por si todo esto fuera poco -diría el vendedor en el colectivo- estuvo el tema de las cuotas extra por el gas consumido y pagado previamente, un dislate del ministro Iguacel. Su disposición no solamente provocó una tremenda ola de indignación popular sino que puso al gobierno en ridículo y -lo que es tal vez peor- mostró una vez más que la sensibilidad de las autoridades está siempre en los intereses de las empresas y jamás en los del consumidor y el pueblo en general.

Una vez más, el Presidente asumió un enorme costo político, ya que inicialmente salió a defender la actualización y luego debió dar marcha atrás. Para colmo, la solución encontrada indignó a todos, pero particularmente a aquellos que sin tener conexión de gas, ahora deberán -de una forma u otra- pagar al menos parte de esa exigencia disparatada de las empresas productoras. El apuro inicial de Macri en justificar el aumento porque “hay que pagar lo que vale” resultó uno más de los traspiés presidenciales.

El proclamado afán del gobierno por tener una justicia independiente no se compadece para nada con los hechos. La diputada Carrió -apenas comenzado el mandato de Cambiemos- denunció al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici como "uno más en la larga tragedia nacional de operadores" del presidente Mauricio Macri. Y ahora se hicieron públicas reuniones que ponen en duda esa pretendida independencia: por un lado el juez Claudio Bonadío, que lleva la causa que conmueve a la sociedad en estos momentos por presuntas coimas entre funcionarios kirchneristas y contratistas del Estado, aparece cenando con Sebastián Ezkenazi uno de los empresarios más importantes del país. Hasta ahora Ezkenazi no tiene vinculación con el caso de las fotocopias de los cuadernos del chofer Centeno, pero no está lejos del asunto, y la reunión fuera del ámbito tribunalicio despierta muchas suspicacias. Por otro lado, también encendió luces de alertas el encuentro entre el operador macrista Fabián ‘Pepín’ Rodríguez Simón y el juez Martín Irurzun, que tiene que ver con las denuncias por los aportantes truchos a las campañas de Cambiemos.

De lado de lo que puede una iniciativa favorable, encontramos el encuentro en el que el presidente anunció la perspectiva de un futuro en el que se triplicaría el volumen de las exportaciones hacia el 2030, con una parte importante a cargo de las Pymes. El plan recién se presentará en diciembre, y está basado en imprecisas suposiciones, que los expertos en general no convalidan.

En resumen, habrá que ver si la semana comienza con vientos favorables para un gobierno jaqueado desde variados frentes, incluido el interno, que alcanzó un pico inédito de tensión.

Te puede interesar