Lorenzetti deja la Presidencia de la Corte, fin de un período oscuro

EDITORIAL Por
Quizá sea uno de los períodos más oscuros de la Corte Suprema en Democracia, quiénes criticamos sin miedos ni nos dejamos cooptar, podemos decir: MISIÓN CUMPLIDA
SJXKE-6YEx_930x525

Hoy Ricardo Lorenzetti, quién se creyó todo poderoso, deja la Presidencia de la Corte, quizá para el bien de la justicia lo ideal sería que deje la Corte, pero todo llega.

Hoy culmina  uno de los procesos más oscuros de un Presidente de la Corte en Democracia.

El desprestigio del máximo tribunal y de toda la justicia Argentina es inmenso y el daño que se le produjo, politizando todo, cuando lo que tenía que reinar era solamente lo judicial, es mucho.

Lorenzetti no le hizo un bien a la Nación, mancilló a una de sus instituciones fundamentales presidiendo la misma con un autoritarismo disfrazado de personalismo.

Muy pocos nos podemos inscribir en el reducido grupo de los que lo combatimos, lo discutimos y no nos callamos nunca, por ello hoy podemos decir "misión cumplida", aunque no nos sentimos seguramente contentos.

Publicar las arbitrariedades y los desatinos del Presidente de uno de los tres poderes del Estado no es motivo de alegría, todo lo contrario, es convivir con la triste realidad de una Democracia imperfecta que va a cumplir ya 35 años, pero que no logra madurar.

Es de esperar que quién asume el cargo, sea digno del mismo, caso contrario no nos va a temblar la lapicera para ser tan implacables como lo fuimos, y lo seguiremos siendo, con Lorenzetti.

Salud Democracia, salud justicia, hay un nuevo horizonte, ojalá sea para bien

Te puede interesar