Anahí de la Fuente denunció que Pimentel por acoso

NACIONALES Por
Tiene 28 años, es comunicadora y maquilladora. Desde 2017 se desempeñaba como community manager de la institución, sin embargo, al poco tiempo de haber ingresado comenzó a ser víctima de acoso. Hoy está desempleada y bajo tratamiento psicológico.
anahi_de_la_fuente

El Colectivo de Actrices Argentinas había anunciado una conferencia de prensa en el que se daría a conocer una nueva denuncia. La identidad de los implicados era una incógnita hasta este jueves a las 18.30 en el auditorio del Hotel Bauen, donde la acusación fue revelada. Ante una nutrida audiencia,  Anahí de la Fuente, una joven de 28 años, hizo pública su denuncia por acoso sexual y maltrato laboral contra el ex director del Centro Cultural San Martín, Diego Pimentel. 
De la Fuente es comunicadora, performer, y maquilladora. La joven desde junio comenzó a desempeñarse como community manager en la oficina de Comunicación de la institución. Sin embargo, al poco tiempo de haber ingresado a trabajar, las situaciones de acoso comenzaron a repetirse con mayor frecuencia por parte de Pimentel. 

La denunciante contó que fue en un evento organizado en un bar, por fuera del Centro Cultural San Martín, cuando las acciones por parte del presunto acosador se tornaron fuera de lugar. "Digamos que se fijó en mí, tomó confianza y empezó a irse de mambo cada vez más", expresó. Con el tiempo, las manifestaciones de acoso se agravaron. "Me arrinconaba, me daba besos en el cuello, me hacía masajes mientras estaba sentada. Hablando mal y pronto", dijo.

Ante las incómodas situaciones que la joven sufría durante su jornada laboral, ella envió telegramas al Ministerio de Cultura, y al Gobierno de la Ciudad, sin embargo, al día de hoy es que no recibió respuesta, y al poco tiempo fue desvinculada de su trabajo. 

Actualmente, mientras espera que se concrete el juicio oral y público que juzgue los hechos denunciados, la joven no volvió a conseguir trabajo, por lo que se encuentra desempleada. Además, está con tratamiento psicológico debido a la situación que enfrenta por la perdida de su fuente laboral, sumado a que debe hacerse cargo de su padre, que presenta problemas de salud, y de su abuela, con quienes convive. "Tengo pesadillas casi todas las noches en las que revivo sus comportamientos hacia mí. Estoy en tratamiento médico psicológico para volver a mi estado de ánimo normal", sentenció. 

Fuente: Cronica

Te puede interesar