De Vido renunció a su pedido de prisión domiciliaria y acusó a Bonadio

CORRUPCIÓN K Por
El ex ministro de Planificación había solicitado el beneficio por presentar problemas de salud.
JULIO DE VIDO

El ex ministro de Planificación, Julio De Vido, decidió renunciar de manera sorpresiva al beneficio de prisión domiciliaria, que él mismo había solicitado. En su argumentación, aseguró que no se respetaron “las normas procesales ni “los derechos más básicos de todo proceso penal” y acusó de recibir “un trato inhumano, cruel y degradante” por parte del juez Claudio Bonadio.

A raíz de sus problemas por hipertensión arterial, enfermedad vascular coronaria, úlceras y un nódulo en el pulmón, además de estar “transitando” sus 70 años aunque los cumplirá en diciembre, llevaron a que la defensa el exfuncionario kirchnerista pida, una vez más, la prisión domiciliaria. Igualmente, la Justicia ya había rechazado el reclamo.

Como bien informó El Intransigente, la Cámara Federal le negó la posibilidad e instó al juez Claudio Bonadio que le realice nuevos estudios médicos al detenido. “‘Intentó’ cumplir con lo ordenado, al margen de la ley, sin respetar las normas procesales vigentes, vulnerando los derechos más básicos de todo proceso penal“, afirmó la defensa del exdiputado.

“Fundamentalmente, sometiendo a Julio De Vido a un trato absolutamente inhumano, cruel y degradante para la realización de un acto irremediablemente nulo”, agregaron los abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, quienes aseveraron que el traslado de De Vido se quiso hacer sin notificarlos a ellos y sin que hubiera un perito de parte.

“La nueva y sistemática violación de derechos que padece lo llevó a desistir de la solicitud de arresto domiciliario efectuado por su defensa”, enfatizaron los letrados, quienes también quedaron sorprendidos por su determinación ya que creen que el informe sanitario completo hubiese permitido demostrar el deterioro físico.

Asimismo, se elevó una queja ante la Sala I de la Cámara ya que en “sus antecedentes más recientes, invocando cuestiones humanitarias, le concedieron la libertad a varios imputados en la causa de la fotocopia de los cuadernos”. De esta manera, trataron de “incoherente” a la Cámara Federaly sostuvieron que Bonadio toma decisiones “arbitrarias e ilícitas”.

Ayer, en el marco de la causa judicial por la administración fraudulenta de la empresa Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, el juez federal Luis Rodríguez resolvió enviar a juicio oral y público a Julio De Vido. El magistrado acusó al exdiputado de realizar negocios ilegales y de haber malversado 176 millones de pesos, cifra podría ser aún mayor.

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar