El régimen de Irán aumenta la presión al instalar nuevas centrifugadoras para enriquecer más uranio a mayor velocidad

Los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) verificaron que técnicos iraníes instalaron once nuevos equipos en la planta de Natanz

 
El régimen de Irán ha vuelto a aumentar la presión en la disputa sobre su controvertido programa nuclear, al instalar nuevas centrifugadoras que permiten producir más uranio enriquecido a mayor velocidad, confirmó este lunes el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
Los inspectores del OIEA, la agencia atómica de la ONU, han verificado que técnicos iraníes han instalado en los últimos días once nuevos equipos del tipo IR-4 en la planta de Natanz, duplicando el número que había hace dos semanas.
Además, los iraníes están acomodando las tuberías de las centrifugadoras para preparar la inyección de material fisible.
A fecha de ayer (8 de septiembre) Irán no había empezado todavía con las pruebas con material, precisa un informe enviado por el director general interino del OIEA, Cornel Feruta, a la Junta de Gobernadores del organismo, reunida desde hoy en Viena para analizar la creciente tensión.
 
Feruta estuvo este domingo en Teherán para analizar con la cúpula iraní las más recientes decisiones nucleares tomadas por la República Islámica, en violación del llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés).
 

De vuelta en Viena, el director general del OIEA explicó este lunes ante la prensa que las reuniones con el ministro de Exteriores, Mohamed Yavad Zarif, y con el jefe de la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI), Ali Akbar Salehi, fueron "sustanciales".
Eso sí, Feruta destacó la "necesidad de que Irán responda rápidamente a las preguntas del OIEA sobre si sus declaraciones de salvaguardas (controles) son completas".
En ese sentido, el sucesor interino del fallecido director general del organismo Yukiya Amano reiteró hoy una y otra vez que "el tiempo apremia", aunque no quiso dar más detalles al respecto.
Por otra parte, Feruta confirmó que sus expertos han verificado que Irán tiene instaladas actualmente una única centrifugadora del tipo IR-5, 30 de la clase IR-6 y tres del tipo IR-6s, la misma cantidad que hace dos semanas.
Todas estas centrifugadoras son versiones más avanzadas y rápidas que las convencionales del tipo IR-1, de las que Irán tiene 5.060 unidades en Natanz (centro de Irán) y otro millar en la planta subterránea de Fordo, unos 250 kilómetros más al norte.
Con maquinaria de este tipo más avanzada, se puede producir en menos tiempo más uranio enriquecido, un combustible nuclear que tiene aplicaciones civiles, pero también militares.
El régimen de Irán anunció la semana pasada que iba a suspender el cumplimiento de las restricciones en materia de Investigación y Desarrollo (I+D) de enriquecimiento de uranio que le impone el acuerdo nuclear de 2015.
 

Teherán se refirió así a la "tercera fase" de incumplimientos, después de que en julio superara tanto la cantidad como la puerta del uranio que le autoriza el acuerdo.
Irán rebasó primero el límite de 300 kilos de uranio estipulado en el JCPOA y, en su segundo paso, comenzó a enriquecer uranio al 4,5%, por encima del 3,67% permitido en el pacto.
La semana que viene, el OIEA celebra su anual Conferencia General, en la que se espera, entre otros, la presencia de Ali Akbar Salehi, máximo responsable del programa nuclear iraní.
El acuerdo nuclear de 2015 está en peligro desde que Estados Unidos se retirara el año pasado del tratado e impusiera nuevas sanciones a Irán, que ha reaccionado violándolo y exigiendo que los países europeos signatarios (el Reino Unido, Francia y Alemania) le garanticen los beneficios económicos que el pacto le concedía.
El JCPOA, firmado en su momento por Irán y seis grandes potencias, prevé importantes limitaciones en el programa nuclear de Irán para evitar que el país se haga con bombas atómicas.
A cambio, se levantaron las sanciones internacionales contra el país y se prometió una normalización económica, que está en entredicho desde que Estados Unidos aplicara nuevas medidas punitivas, sobre todo contra el sector petrolero del país.

Fuente: Infobae

Te puede interesar