Graciela Camaño negó un posible acuerdo entre Mauricio Macri y Roberto Lavagna: “Es un disparate y una falta de respeto”

POLÍTICA 13 de agosto de 2019 Por
La candidata a diputada por Consenso Federal aseguró que bajo ningún punto de vista harán alianzas políticas.
GRACIELA CAMAÑO

El día después de las PASO, con un escenario electoral que dejó al gobierno de Cambiemos con un pie afuera de la Casa Rosada, las especulaciones sobre posibles alianzas y acuerdos para sumar votos de fuerzas minoritarias comenzaron a rodar sin freno en los entornos políticos.

Uno de los más circulados fue el de un posible arreglo entre Mauricio Macri y el candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, consolidado como la tercera fuerza detrás de la polarización. Fue la candidata a diputada nacional, Graciela Camaño, quien se apuró a desmentir cualquier acercamiento que pueda tener el partido que integra con el gobierno.

"Es un disparate total y una falta de respeto", afirmó este martes en declaraciones a radio La Red, al tiempo que reafirmó que "Bajo ningún punto de vista va haber (acuerdos políticos). Nosotros somos una fuerza política que en las PASO se consolidó como la tercera fuerza a pesar de los agoreros. Y vamos rumbo a octubre con el mismo compromiso que tomamos el primer día, ahora fortalecidos por la cantidad de personas que confiaron en nosotros".

Convincente, Camaño negó cualquier posibilidad de buenas migas entre el ex ministro de economía y el gobierno de Macri, explicando que durante toda la campaña los ningunearon, los trataron de algo que estaba en extinción y siempre pusieron a partidos menos representativos por encima de ellos.

"Nosotros siempre hemos tenido una firme convicción que va más allá de un proceso electoral y que tiene que ver con generarle la ética a la política", aseguró la diputada.

En cuanto a definiciones sobre la actitud del gobierno tras la derrota del domingo en las urnas, Camaño fue lapidaria. "Esta metodología de relatar poniendo la responsabilidad afuera, estando siempre en campaña electoral. Porque creo que este fue uno de los grandes problemas de Mauricio Macri, desde el día 1 se sentó a hacer campaña electoral, nunca a hacerse cargo de que él era el poder ejecutivo".

"Ayer lo que pasó no es que subió el dólar, ayer se decidió devaluar. Tantas horas reunidos con el presidente del Banco Central y una decisión clara. Ahora, salir después a sentarse a presentarlo en el marco de una campaña electoral es la burla más grande. Porque una devaluación implica que la moneda del programa social de la persona que vive en la peor circunstancia para comprar un fideo, cuesta mucho más. Vale menos esa moneda", apuntó.

 

 

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar