Quién es Alberto Asseff, el líder nacionalista que dio el salto al macrismo y fue aliado de Perón, Kirchner, Massa, los hermanos Saá y Seineldín

POLÍTICA Por
También apadrinó los inicios de Alberto Fernández. Su ruptura con Espert para ir a la lista de Juntos por el Cambio es la sorpresa del armado de las listas para octubre. Lo hizo de la mano de Pichetto, que así busca captar votos de centroderecha para la fórmula
ALBERTO ASEFF

No hay partido político que se precie que no haya recurrido al aporte de la personería política ofrecida por Alberto Asseff. A través del Partido Nacionalista Constitucional, de perfil ideológico autorreferencial últimamente disimulado entre las siglas de Unir, este veterano dirigente de origen radical dio la nota del cierre de listas al pegar el salto al macrismo, dejando al borde del abandono a José Luis Espert, a quien le había inscripto el frente electoral Despertar apenas diez días atrás.

Asseff llega a dar apoyo a la fórmula que encabeza Mauricio Macri de la mano del candidato a vice de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, con quien coincide sobre todo en la necesidad de estrictas políticas de control de la inmigración, entre otros temas de Seguridad y Defensa. Ahora logró un puesto expectable, el número 11, en la lista de diputados del oficialismo en Provincia.

Ambos estuvieron ligados indirectamente ya en 2003, cuando Asseff le facilitó a Néstor Kirchner el armado del Frente para la Victoria, del que Pichetto sería espada de cabecera en el Congreso. Con todo, el dirigente nacionalista se alejó del calor del poder rápidamente: no obtuvo el espacio que esperaba.

Recién en 2011 Alberto Rodríguez Saá le ofrecería un lugar en la lista de diputados de la provincia de Buenos Aires, acompañando su candidatura presidencial por Compromiso Federal. Así consiguió sentarse por primera y única vez en una banca del Congreso Nacional. 

Sin embargo, Asseff se alejó a mitad de su mandato de los hermanos Saá  para salir en ayuda de Sergio Massa, al que le dio sostén jurídico para la presentación del Frente Renovador que pudo bloquear en 2013 el intento de re-reelección de Cristina Kirchner. Como premio, el massismo le permitió acceder al Parlasur en 2015 y en diciembre concluye su mandato de diputado regional.

Parábolas de la política criolla, el propio mandamás del nacionalismo constitucional fue quien apadrinó los comienzos políticos del compañero de fórmula de la ex presidenta.

Alberto Fernández fue el primer presidente de la Juventud del Partido Nacionalista Constitucional, fundado en 1982, y al año siguiente se cansó de pegar carteles llamando a votar en blanco, como había resuelto esa fuerza orgánicamente en asamblea, para las elecciones de la recuperación democrática que ganó Raúl Alfonsín. â€‹Alberto F. obtendría su primer cargo en la función pública en la gestión del radical de Chascomús.

En la primera elección en que esa fuerza tuvo personería nacional, la de 1989 -ya sin Alberto-, el partido formó parte del Frente Justicialista de Unidad Popular que llevó a Carlos Menem a la Presidencia.   â€‹

Sin embargo, para el siguiente comicio Asseff buscó primero convencer al militar carapintada Mohamed Seineldín y luego al ex dictador Juan Carlos Onganía para que se postulen a la Presidencia. No lo consiguió y armó un Frente de Coincidencia Patriótica que llevó al frente de la fórmula a Ricardo Paz, un ex funcionario de los gobiernos de facto de Onganía y Jorge Rafael Videla.

Más adelante y ya como diputado de la democracia, Asseff le  explicaría a Clarín que fue a buscar a Onganía como mensaje de "unidad nacional", casi tres décadas después de haber estado preso por un decreto del gobierno del general Onganía, en 1969. Otra perlita: salió de la cárcel por un hábeas corpus presentado por el entonces joven abogado Fernando de la Rúa. En 1999, de todos modos, el Partido Nacionalista Constitucional formó parte de la coalición que llevó a la fórmula Eduardo Duhalde-Palito Ortega y fue vencida por la Alianza de De la Rúa. 

De sus primigenios vínculos con la UCR, Asseff recuerda su afiliación a los 18 años y una serie de cargos que ocupó durante la gestión de Arturo Illia, primero como secretario del titular de YPF, Facundo Suárez (padre del actual diputado homónimo del radicalismo) y miembro del ente coordinador de empresas estatales.

Ya en 1972 rompió con el centenario partido para armar el Movimiento Nacional Yrigoyenista, con el que fue a ver a Juan Perón a Madrid y regresó con él en el avión de la infausta matanza en Ezeiza. Apoyó al Frejuli de Héctor J. Cámpora y en 1973 le dieron la dirección de Hidronor. Al año siguiente, ya con Perón, estuvo en la Comisión Municipal de la Vivienda.

Con los radicales volvería a verse la cara recién en 2007, cuando participó del armado de UNA, el frente que postuló a Roberto Lavagna a presidente y a Gerardo Morales, de la UCR, como vice. 

A los 76 años, Asseff no puede jactarse de haberse hecho famoso con la política, pero sí de haberse rozado con la crema política de varias generaciones. 

 

 

con información de www.clarin.com sobre una nota de Marcelo Hugo Helfgot

Te puede interesar