Nueva encuesta electoral: cambio de expectativas y su impacto en los números de balotaje

POLÍTICA Por
Es un sondeo nacional. Inflación vs. corrupción y la puja entre Macri y los Fernández
NUEVA ENCUESTA

El fin de semana, basado en cuatro encuestas nacionales, Clarín adelantó un cambio en una tendencia sensible: las expectativas económicas. Por la calma del dólar y una inflación en baja en los últimos meses, después de más de un año los que esperaban una mejora superaban a los que auguraban una profundización de la crisis. Un nuevo sondeo abona esta hipótesis, con impacto en los números electorales. 

El trabajo es de la consultora Real Tima Data. La firma la creó Nicolás Solari, un politólogo que trabajó durante más de una década en Poliarquía. Mide diariamente y actualiza sus informes de modo semanal. Fue una de las que pronosticó una distancia en el balotaje a favor de Cristina que a principios de mayo alteró a los mercados. Trabaja básicamente para fondos del exterior.

Su último trabajo incluye un relevamiento nacional de 1.432 casos. Se hizo entre el 27 de mayo y el 7 de junio y se presenta con un margen de error de +/- 4,4%. Para marcar los cambios del humor social, va comparando datos de junio con otros previos.

Así, por ejemplo, cuando se consulta a la gente "¿cuál diría que es el principal problema del país?", la "inflación" se mantuvo al tope respecto a marzo, subiendo un punto (de 24 a 15), mientras que la "corrupción" sigue segunda, pero con un crecimiento mayor (de 13 a 18). 

Luego aparece el cuadro que muestra una de las mayores novedades de los últimos meses, el cambio respecto a las "expectativas futuras". En el último corte, los que creen que "el país en 12 meses estará mejor que ahora" suman 31%, contra los que optan por "peor" y 21% "igual". Cuando se ve la línea que presenta la evolución desde principio de año, siempre los pesimistas habían ganado. 

De todo modos, la imagen del Gobierno sigue en rojo: un 60% "desaprueba el trabajo que Mauricio Macri está haciendo como presidente", contra sólo un 30% que "aprueba".

Respecto a los números electorales, para una primera vuelta los cambios son sutiles: entre abril y junio Macri subió un punto y los K (primero con Cristina, ahora con Alberto-CFK) bajaron uno: así, la ventaja para el kirchnerismo paso de 36 / 29 a 35 / 30. 

De todos modos, el principal cambio, como reflejan otros sondeos se da en el balotaje. RTD, en abril, fue una de las firmas que mayor distancia le otorgaba al kirchnerismo: 9 puntos, 47 a 38. En junio, esa diferencia se redujo a 4 puntos: 44 a 40. Los indecisos siguen en torno a los 15/16 puntos.

La encuesta también confirma el peso del "voto espanto", es decir, los que eligen a un candidato para que no gane el otro. Antikirchnerismo vs. antimacrismo. En este caso, un 40% de los que optan por Macri admiten que lo hacen "para que no gane Cristina". En el caso inverso, el porcentaje es casi igual: 39%.

 

 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Eduardo Paladini

Te puede interesar