Semana financiera: las acciones y bonos terminaron con saldo a favor mientras el dólar sigue estático

ECONOMÍA Por
El Riesgo País, que llegó a superar los 1.000 puntos el lunes, cedió por debajo de las 950 unidades. En las últimas seis semanas el dólar bajó 2,4 por ciento
SEMANA FINANCIERA

Los números financieros argentinos se mantuvieron en un cauto sendero de recuperación la última semana, con más firmeza para las acciones, frente a la estabilización del tipo de cambio, que ya acumula seis semanas.

El S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) no logró defender los 36.000 puntos que tocó el viernes, pero finalizó con una ganancia semanal de 4,9% en pesos y de 4,4% en dólares. En el transcurso de 2019, el Merval acumula un alza en pesos de 17,5%, apenas debajo de la inflación, y acota la pérdida en dólares a 1,4 por ciento.

"Seguimos estando altamente positivos con nuestra Bolsa, que ya hizo la baja del -65% en dólares por la bruta devaluación de 2018 y 2019. Ya en su momento les demostramos que en dólares está en el piso y al tranquilizarse el dólar ahora está procesando la figura de 'reversión'", describió Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.
 
En menor grado, los bonos terminaron la semana mejor que como la iniciaron. La caída de las valuaciones de la deuda soberana, más notoria para las emisiones en dólares de corto plazo y con legislación norteamericana, se reflejó en un salto del Riesgo País por encima de los 1.000 puntos básicos el lunes.

Los Bonar 2020, 2024 y 2025, que llegaron a rendir cerca del 20% en dólares en el mercado secundario, terminaron el viernes con tasas de retorno en un rango del 16 al 18 por ciento en dólares. En cuanto a precios, los títulos públicos que se negocian en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) consolidaron las alzas hasta un 2,9% en los últimos cuatro días.

El Riesgo País de JP Morgan, que mide la brecha de tasas de la deuda emergente con los bonos del Tesoro de los EEUU, concluyó en 948 puntos básicos. En ese sentido, también incidió la caída de la tasa de retorno de los Treasuries, que en las emisiones 10 años cedió a 2,06%, un piso similar al de septiembre de 2017 y noviembre de 2016.

La venta privada de divisas para aprovechar las tasas de interés en pesos, las liquidaciones del agro, la ventas diarias de USD 60 millones por parte del Tesoro y el accionar del BCRA en el mercado de futuros se combinaron para extender la "pax" cambiaria iniciada en la última semana de abril, cuando la autoridad monetaria comunicó que podía vender divisas en la plaza dentro de la zona de "no intervención".

El dólar subió un marginal 0,2% en la semana, a $44,85 en el segmento mayorista y a $46,11 en el promedio minorista. Desde que arrancó el año el precio del billete verde asciende 19%, casi lo mismo que la inflación del período.

"La estabilidad del peso nos da la pauta que el BCRA sigue controlando bien la variables financieras y cambiarias, a pesar de la baja de las liquidaciones cerealeras, que apenas llegaron a USD 500 millones esta semana, debido a una baja del precio de las commodities y el estancamiento del precio del dólar localmente", sostuvo la correduría ABC Mercado de Cambios.

La estabilidad del dólar en Argentina fue ayudada desde el exterior por una evolución positiva de las monedas emergentes respecto de la norteamericana ante la expectativa de un próximo relajamiento de las tasas de referencia de la Reserva Federal (Fed) de EEUU. En Brasil, el billete verde cayó 1,4% en la semana, a 3,87 reales.

Otra herramienta imprescindible para tener contenido al dólar es el de la férrea política monetaria del Banco Central. La entidad garantizará durante junio un piso de 62,5% para la tasa de política monetaria, que ahora se ubica en 69,61% anual, la más baja desde el 24 de abril.

El stock de las Letras de Liquidez (Leliq) alcanza un récord de $1.140.557 millones ($1,14 billón), equivalentes a unos USD 25.430,5 millones, un 39,3% de las reservas internacionales, en USD 64.662 millones el jueves, según datos sujetos a ajuste.

Para el economista Gustavo Ber, "despierta un mayor apetito táctico por el 'carry', aprovechando las elevadas tasas reales al combinarse con un escenario además de desaceleración de la inflación".

 

 

Con información de www.infobae.com sobre una nota de Juan Gasalla

Te puede interesar