El domingo, Cambiemos ampliado se pone a prueba en Mendoza y en Jujuy

POLÍTICA Por
La Casa Rosada busca apropiarse de potenciales victorias en medio de seguidilla de derrotas en calendario desdoblado y en plena puja con la UCR por la participación en la alianza de gobierno. En el Norte apuesta a reelección.
JUJUY Y MENDOZA

La fecha central del domingo en este superjunio electoral en las provincias tendrá cinco elecciones. De ese quinteto, en dos distritos la Casa Rosada pondrá especial atención, ya que podrá tener las primeras sonrisas tras once derrotas en el atípico calendario desdoblado de este año. Será en las generales de Jujuy y en las PASO de Mendoza, que gobiernan los radicales Gerardo Morales y Alfredo Cornejo, donde podrá mostrar una continuidad con la victoria en las legislativas correntinas del domingo pasado, y reforzar la hipótesis optimista de que -hasta aquí- no hubo traspiés de Cambiemos, sino que siempre han ganado los oficialismos provinciales. Una lectura más favorable hacia el horizonte de octubre.
 
Sin embargo, en Jujuy y Mendoza también estará en discusión una segunda hipótesis, que tiene posturas enfrentadas dentro del Gobierno nacional. Lo que también se pondrá en juego en esas urnas es el éxito de las versiones ampliadas de Cambiemos, ya en ambas provincias los mandatarios radicales gestionan con apoyo de alianzas amplias, que no sólo incluyen los socios nacionales de PRO, UCR y Coalición Cívica.

Es decir, las victorias de Cambia Jujuy y Cambia Mendoza (parten como favoritos ante distintas versiones del PJ) llevarán alivio a Mauricio Macri, pero también una dosis de tensión: será una exhibición de la buena performance de los armados que la UCR nacional que lidera Cornejo planteó para el escenario nacional. Y la presión llegará a menos de dos semanas del cierre de listas para los comicios presidenciales. Morales y Cornejo, además, desdoblaron la elección provincial de la nacional pese a los pedidos veraniegos del propio Macri. Una estrategia que, a priori les dará mejores chances.

Mendoza

Hace pocas semanas, en una entrevista con infobae, Rodolfo Suarez, precandidato bendecido por Cornejo para las internas mendocinas, pujó por ampliar la alianza a nivel nacional.

“En Cambia Mendoza estamos en un mismo espacio con el Frente Renovador, Libres del Sur, el Partido Demócrata. No es sólo UCR, PRO y Coalición Cívica. Todos lo que pensemos en ese sentido, de un Estado sano, tienen que integrarse, más allá de cómo se puedan catalogar”, dijo el radical.

En este sentido, más allá de los caminos que termine transitando Sergio Massa en esa potestad para negociar alianzas nacionales que le dio el Congreso del Frente Renovador, en el distrito cuyano el partido seguirá dentro de Cambia Mendoza.

En una entrevista al medio local El Ciudadano, uno de los dirigentes massistas de más peso entre los renovadores mendocinos, el diputado provincial Guillermo Pereyra, diferenció las sociedades nacionales y locales. “Apoyamos esta coalición desde 2015, eso se mantiene inalterable”, dijo.

Suarez, intendente de la capital provincial, enfrentará a su par de Luján de Cuyo y jefe del PRO local, Omar de Marchi (ver entrevista en página 18) para definir quién será el candidato en las generales del 29 de septiembre. Si bien Suarez parte como favorito, el precandidato más cercano al macrismo se tiene confianza para “dar el batacazo”.

También se espera que en la compulsa frente vs frente, Cambia Mendoza se imponga ante el peronismo, que a su vez tendrá una reñida interna entre Anabel Fernández Sagasti (Unidad Ciudadana), quien contó con apoyo explícito de Cristina de Kirchner, y el jefe municipal de Maipú, Alejandro Bermejo.

Este último representa al peronismo de los intendentes y hasta la aparición de la fórmula Fernández-Fernández llevaba ventaja en las encuestas.

La senadora cerrará campaña en Las Heras y Guaymallén. “Bien sencillo, con gente en plazas”, dicen en su entorno. Bermejo, en tanto, fue por la postal tradicional: hizo el cierre el martes en el auditorio Bustelo de la capital provincial ante una concurrida militancia.

Hacia adentro de Cambiemos, el candidato de la Casa Rosada es De Marchi, y su suerte el domingo contra el radical Suarez también marcará el pulso de la puja UCR-PRO, más allá de los resultados de la compulsa entre frentes.

Además, la interna fue caliente, y también habrá duelos clave en intendencias. En esos rings, el foco estará en Luján de Cuyo, donde el ministro de Economía de Cornejo y dirigente central de su gestión, Martín Kerchner, dirimirá candidaturas con Sebastián Bragagnolo, a quien De Marchi impulsa para sucederlo.

En la capital, también habrá pulseada UCR-PRO entre Ulpiano Suarez (sobrino de Rodolfo, el precandidato a gobernador) y Dugar Chapel; mientras que el PJ definirá candidato capitalino entre Guillermo Carmona (presidente del peronismo provincial, por la lista de Bermejo) y Martín Sevilla (Unidad Ciudadana, con Fernández Sagasti).

Mientras Rodolfo Suarez hará hoy el cierre de campaña con un acto en la capital, De Marchi ya lo hizo en Maipú ante unas cuatro mil personas y en estos días siguió de recorridas por el interior provincial.

Jujuy

Gerardo Morales el domingo va por su reelección y confía en un triunfo cómodo ante un peronismo partido.

Lo hará en fórmula nuevamente con Carlos Haquim. El vice es un ejemplo de que Cambia Jujuy es más amplio que Cambiemos: Haquim es el líder del partido provincial Primero Jujuy, fue presidente del PJ provincial y cuando llegó a la vicegobernación estaba alineado a Massa. Además, actualmente mantiene conversaciones con Roberto Lavagna. Un caso de la heterogeneidad que pregona la UCR para ganar competitividad hacia octubre.

El Frente Cambia Jujuy aglutina a 38 partidos, incluidos UCR, PRO, GEN, el partido provincial Líder, además de sectores del justicialismo -desencantados con el PJ local-, del socialismo y del massismo. En esa línea, el propio Morales en 2015 fue “colgado” de varias boletas presidenciales, como las de Macri, Massa, Adolfo Rodríguez Saá y Margarita Stolbizer. Hacia abajo, tuvo 187 colectoras. Arrastres por arriba y por abajo. Un Cambiemos ampliado no sólo en el armado del frente, sino también en la arquitectura electoral.

Las expectativas favorables de Morales para conseguir otro mandato en el Ejecutivo jujeño se cimientan no sólo en la estrategia de sumatoria de aliados. También crece su optimismo porque el peronismo llega a la contienda fragmentado en varias opciones, y no logra recuperarse de su caída en 2015.

La oferta más competitiva del PJ es la de Julio Ferreyra por el Frente Justicialista, que tiene el respaldo oficial del partido en la provincia. El kirchnerismo aparece desdibujado con la postulación de Paula Álvarez Carrera bajo Unidad Ciudadana. El senador nacional Guillermo Snopek, por su parte, llega a la elección por el Frente Juntos por Jujuy.

En el entorno del gobernador radical argumentan que Morales triunfará porque recuperó “la paz y la libertad” tras llegar con una provincia “marcada por piquetes y el gobierno paralelo” de la hoy detenida Milagro Sala, líder de la Tupac Amaru. También dijeron que el gobernador “fortaleció la institucionalidad y apostó al cambio de la matriz productiva para alcanzar el crecimiento”.

El oficialismo jujeño también espera ganar en la capital provincial y se encolumnó en la candidatura a intendente de San Salvador de Raúl Jorge, quien, como Morales, espera alcanzar el domingo su reelección.

 

 

Con información de www.ambito.com sobre una nota de Ariel Basile

Te puede interesar