Alberto Fernández fue internado en observación para hacerse chequeos de cara a la campaña

POLÍTICA Por
“Voy a estar 48 horas para hacer todo”, dijo el precandidato a presidente por Unidad Ciudadana
ALBERTO FERNÁNDEZ

El precandidato a presidente por Unidad Ciudadana, Alberto Fernández, fue internado en observación en el Sanatorio Otamendi por una tos recurrente. Se hará chequeos durante 48 horas de cara al comienzo de la campaña electoral. Lo confirmó este lunes a la noche el propio compañero de fórmula de Cristina Kirchner.

“Cuando vine acá, porque hace 15 días estoy con tos, mi médico de cabecera me propuso hacer más estudios ya que iba a largar una campaña. Quise hablar para sacar cualquier locura de la cabeza de alguien. Está todo bien. No hay ningún tema que sea preocupante. Voy a estar 48 horas internado. Preferí hablar para no generar ningún tipo de especulación”, dijo Fernández al canal C5N. “Como todas estas cosas exigían estar permanentemente entrando y saliendo del sanatorio, me dijeron ‘quedate 48 horas’ y hacemos todo y ya salís y te olvidás. Y fue lo que hice”, agregó.

Según pudo averiguar Clarín minutos antes, el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner había estado con malestar toda la noche del domingo por una fuerte tos. Ya en la jornada del lunes, un médico a domicilio le sugirió que fuera a hacerse una placa al sanatorio para evaluar si era o no algo pasajero.

En los primeros momentos había trascendido que Fernández padecía un herpes, pero él mismo salió a desmentir esa versión.

Por la internación, el candidato a presidente del kirchnerismo “tuvo que suspender una cena política que tenía prevista para el lunes a la noche”, le confiaron a Clarín en su entorno.

Antes de ingresar al Otamendi, Fernández había continuado con su agenda de armado político. Puntualmente, se reunió con el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, en su tarea de conseguir apoyos dentro del PJ para tratar de robustecer su postulación.

El riojano había celebrado la fórmula presidencial de Fernández junto a Cristina el mismo día en que se la hizo pública, el sábado 18 de mayo.

Este lunes, para despejar cualquier sospecha de que el saludo de mayo había sido algo simplemente protocolar, el gobernador Casas le transmitió personalmente su apoyo.

A Fernández las fotos con los gobernadores del peronismo le sirven en su estrategia de mostrarse más abierto y con llegada a dirigentes a los que la ex presidenta no lograba llegar.

Luego del encuentro, Casas difundió a través de su cuenta en Twitter una foto del encuentro con el siguiente texto: “Con Alberto Fernández coincidimos en la perspectiva de un país federal que genere posibilidades para todos, con Justicia Social y la unidad del peronismo se puede lograr. Para que se cumplan los anhelos de los riojanos, le expresé nuestro acompañamiento a la fórmula Fernández-Fernández”.

El mensaje público de Casas apunta al ordenamiento nacional del PJ.

Otros gobernadores peronistas también dieron señales de que jugarán con Alberto F. y Cristina Kirchner, aunque hay otros que siguen expectantes de qué ocurrirá con el armado de Alternativa Federal y en particular con Sergio Massa.

Pero el tuit de Casas también esconde un mensaje sutil. Que cuenta con el apoyo de Fernández y que él es el referente del PJ en La Rioja. Enfrente, Casas tiene a Luis Beder Herrera, ex gobernador que ha mostrado intención de pelear por la provincia.

La inesperada internación obliga ahora a Fernández a interrumpir por unas horas la frenética carrera en busca de más aliados.

 

 

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar