CRISTINA BAJA UN ESCALÓN Y ASCIENDE AL PAPEL ESTELAR

EDITORIAL 19 de mayo de 2019 Por
Todo el arco político se conmovió ayer con el anuncio de la fórmula Fernández-Fernández. El oficialismo tratando de balbucear una respuesta
14-05-2019_la_ex_presidenta_cristina_fernandez_crop1557863315536.jpg_1734428432

 Isaías ABRUTZKY / Especial para Diario Córdoba 

Cuatro movimientos para un remate histórico, de esos que rompen la red. O el boxeador que acomoda al rival con un gancho al hígado para luego puntear a la mandíbula, seguir con directo al pecho, ubicarse en el centro del ring y desde allí lanzar un demoledor jab. Magistrales movimientos de piezas en el ajedrez antes del jaque mate, o carambola a cuatro bandas. Como quieran representarlo, pero algo parecido a esto protagonizó Cristina Fernández.

Primero anunció un libro de su autoría, llamando la atención. Luego lo presentó reforzando su centralidad, en un acto que -a pesar de una lluvia inclemente- convocó espontáneamente a miles de personas en el mayor salón de la Sociedad Rural de Palermo, el amplio espacio que rodea las edificaciones y largas cuadras en la calle. Más tarde conmovió la estructura del peronismo y sacudió a las otras fuerzas políticas apareciendo en el plenario del partido justicialista. Y finalmente da un posible golpe de gracia, espectacular, presentando una fórmula presidencial en la que ocupa el segundo lugar.

Antes de estas movidas, se advertía en la sociedad algún cansancio por la falta de definición de Cristina. La incógnita prolongada inquietaba a una parte del electorado, tanto kirchnerista como de otros sectores políticos. El anuncio del libro, y la sorprendente demanda de ejemplares, movieron el avispero.

A esto siguió la presentación, que mostró a una Cristina más peronista -si se quiere-, más conciliadora y reflexiva, que casi sin hablar de política generó un hecho político contundente, avalado por la presencia popular multitudinaria.

Y así llegamos al momento actual, con el lanzamiento de una fórmula presidencial que patea el tablero, sacudiendo todo el espectro. Atrás quedaron otros hechos destacados, como el amplio triunfo de Juan Schiaretti en la provincia de Córdoba, el pedido de la Corte Suprema del expediente del juicio oral contra Cristina por la obra pública de Santa Cruz y su posterior vuelta atrás en lo que hace a la suspensión de la primera audiencia.

La movida del gobierno -presionando a los supremos para ese vergonzoso acto- con el propósito mediático de tener la foto de Cristina sentada en el banquillo de los acusados ahora se evidencia como un tiro que sale por la culata. ¿Con qué cara van a enfrentar los jueces del tribunal a una acusada que, en un juicio con escaso o nulo sustento jurídico, y conociendo la capacidad discursiva de la hoy candidata a vice presidente, integrante de una fórmula con muchas probabilidades de ganar la elección? Y sobre todo con la amenaza de poner a CFK entre rejas totalmente disipada, porque lo único que lograría esa medida sería potenciar la adhesión ciudadana a la candidatura de Alberto Fernández .

En definitiva, todo indica que con esta movida Cristina logra varios objetivos:

-Desmantelar el propósito del gobierno de esterilizar al kirchnerismo y sus aliados a través de una solución a la brasileña, la proscripcion de su principal enemigo político.

-Afectar seriamente la unidad del espacio peronista no kirchnerista. La baja de las precandidaturas de Agustín Rossi y Felipe Solá sin duda estará aportando los votos respectivos a la fórmula Fernández-Fernández. Scioli y Massa (si es que no termina aceptando las sugerencias de integrar el frente) quedan bastante devaluados. El destino de Lavagna es más incierto que nunca. Nunca mostró demasiado interés en su candidatura, aceptó competir siempre y cuando no tuviera que dirimir la postulación con otros participantes. Ciertamente, nada más lejos hoy que la suerte de clamor por la participación, que anhelaba y pretendía el exministro de Duhalde y Néstor.

-La pérdida de centralidad de la coalición (palabra que no es tan descriptiva de la sociedad llamada Cambiemos), jaqueada por la amenaza de un amplio sector del radicalismo. En la convención del partido, que va a tener lugar en los próximos días, se sabrá que ocurrirá con ese espacio. Allí estarán todas las posiciones, desde aquellos que siguen firmes en su apoyo al macrismo, hasta quienes propugnan la escisión total, pasando por los que propugnan ampliar esa alianza, con o sin mantenimiento de la postulación de Mauricio Macri. Ya de hecho esta situación llevó a incidentes tales como los protagonizados por los diputados Elisa Carrió (líder de una de las tres patas del espacio) y Nicolás Massot (Jefe del bloque de diputados nacionales del PRO).

Todo indica que a partir de este momento se sucederán a diario noticias de alto impacto. Todos los sectores -incluidos los ciudadanos de a pie- tendrán que ir digiriéndolas y actuando en consecuencia. Hoy tenemos las elecciones en La Pampa para mantener la atención en la política.

Te puede interesar