EE.UU. entrega a Argentina 40.000 documentos desclasificados sobre la dictadura militar

POLÍTICA Por
Causó sorpresa una carta del propio Trump, que fue leída en la ceremonia, como símbolo de la excelente relación que tiene con Macri.
DOCUMENTOS DESCLASIFICADOS

En una solemne y emotiva ceremonia, considerada “histórica” por Estados Unidos y Argentina, el Gobierno estadounidense cedió más de 43.000 páginas de documentos desclasificados de la dictadura argentina, la entrega más grande de información que la Casa Blanca ha hecho a cualquier país.

En el edificio del Archivo Nacional en la avenida Pennsylvania de Washington, el presidente del organismo, David Ferreiro, entregó una caja blanca, con el escudo oficial estadounidense y con un moño, al ministro de Justicia Germán Garavano, que no pudo contener las lágrimas cuando dio su discurso. Esa caja contenía 6 cds con decenas de miles de documentos de más de 16 agencias estadounidenses sobre la dictadura e incluso un poco antes, porque arrancan desde 1975.

Esta entrega es histórica por la cantidad de páginas desclasificadas, por la cantidad de agencias involucradas, por la cantidad de personas que trabajaron en esta tarea (320 personas que estuvieron encima de esta tarea por más de 30.000 horas) y, sobre todo, por el nivel de desclasificación, que es casi del 97%, algo que todos los involucrados destacaron como inédito. Es decir que los documentos están casi sin tachaduras, limpios, con casi la totalidad de la información a la vista.

Los documentos incluyen información del Departamento de Estado, Departamento de Justicia, Departamento de Defensa, el FBI y la CIA, entre otras agencias.

La llamada “diplomacia de desclasificación” se inauguró con el viaje de Obama a la Argentina en abril de 2016, pero fue seguida por el gobierno de Donald Trump. Antes de que el demócrata dejara la Casa Blanca, en agosto de 2016, se desclasificó una segunda tanda y luego una tercera en 2017, durante la visita del presidente Mauricio Macri a Washington, ya durante la administración Trump.

Ante funcionarios del gobierno estadounidense, familiares de las víctimas y personas ligadas a los derechos humanos, el ministro Garavano recibió los archivos y dijo emocionado que era “un hecho histórico porque la información va a permitir que los procesos judiciales sigan avanzando para conocer más sobre ese período tan oscuro que vivimos en nuestro país” y señaló que “la democracia y la república están por encima de todo, más allá de las diferencias políticas e ideológicas que podamos tener”.

Ferreiro destacó que también era un proceso histórico porque abarcaba dos administraciones. “Barack Obama recibió el pedido de desclasificación del presidente Mauricio Macri y luego Trump ordeno continuarla”, dijo.

La sorpresa llegó con una carta del propio Donald Trump, que fue leída en la ceremonia y que, según dijeron a Clarín, era un símbolo de la excelente relación que tiene el presidente con Macri. “Estos archivos constituyen la mayor desclasificación en la historia de los archivos gubernamentales de Estados Unidos destinados a un gobierno extranjero. Mi deseo es que el acceso a estos documentos pueda proveer a los argentinos información de lo que ha sucedido”, dijo el jefe de la Casa Blanca en su carta.

Carlos Osorio, director del Cono sur del National Security Archive, mostró un documento todo tachado y dijo: “Típicamente un documento desclasificado lucía así”. Luego alzó un documento totalmente legible y dijo “Ahora se ven así”, señalando la importancia del 97% de visibilidad.

Osorio pudo echar un vistazo rápido a algunos documentos y dijo que “figuran los nombres de los perpetradores y de las víctimas y por eso le dan credibilidad por encima de otros documentos”. “Proveerán a muchos familiares la única evidencia que nunca han tenido”.

La caja de documentos será enviada por valija diplomática en los próximos días y en la Argentina se hará una ceremonia formal para conmemorar el hecho, dijo Garavano. De todas maneras los documentos ya están disponibles en la web en el sitio intel.gov/argentina

 

 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Paula Lugones

Te puede interesar