Odebrecht: nuevo traspié de Julio de Vido en su camino al juicio oral

CORRUPCIÓN K Por
La Cámara Federal confirmó la participación de la Unidad de Información Financiera en la causa por la ampliación de dos gasoductos.
JULIO DE VIDO

El detenido ex ministro de Planificación Julio De Vido sufrió un nuevo revés en su camino a lo que será el primer juicio oral y público en el capítulo argentino del escándalo internacional por las coimas pagadas por la empresa constructora Odebrecht en todo el mundo. La sala II de la Cámara Federal penal porteña ratificó la semana pasada la participación de la gubernamental Unidad de Información Financiera (UIF) como parte querellante en uno de esos procesos, aún bajo las objeciones del ex funcionario.

Con la firma de los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, el tribunal convalidó la decisión del juez instructor, Daniel Rafecas, de darle parte a la UIF para que formule el correspondiente requerimiento de elevación a juicio del caso. Tanto la UIF como la Oficina Anticorrupción (OA) y el fiscal Federico Delgado ya formularon la correspondiente acusación contra De Vido y ahora faltan las defensas de los cuatro procesados, entre ellos el ex secretario de Energía Daniel Cameron y los ex subsecretarios de Energía Eléctrica y de Combustibles, Bautista Marcheschi y Cristián Alberto Folgar, respectivamente.

El ex ministro de Planificación, detenido por múltiples procesos y hasta condenas en su contra, como en la llamada "tragedia de Once" -caso en el que se le impusieron cinco años y ocho meses de prisión-, fue procesado el año pasado por Rafecas por la presunta comisión del delito de negociaciones incompatibles con la función pública por un supuesto favorecimiento hacia Odebrecht para las obras de ampliación de los gasoductos TGS y TGN durante el kirchnerismo.

El tribunal de apelaciones ratificó la medida dispuesta por el juez instructor al sostener que los planteos contra el procesamiento de De Vido y la legitimidad de la UIF para participar del proceso, llevados por la defensa del ex funcionario a la Corte Suprema y la Cámara de Casación, respectivamente, no impiden la prosecución del caso.

Los camaristas Irurzun y Bruglia recordaron que el artículo 353 del Código Penal "expresamente dispone que 'la existencia de recursos pendientes de resolución ante la Cámara Federal de Casación Penal… o la Corte Suprema de Justicia de la Nación en ningún caso impedirá la elevación a juicio de las actuaciones…'"

Por eso, dijeron los camaristas, "no obsta a que la instrucción quede clausurada la circunstancia que subsistan las vías de impugnación extraordinarias interpuestas por la defensa, sobre todo teniendo en cuenta que esta fase preparatoria sólo requiere un análisis de probabilidad sobre la responsabilidad de los imputados y no un juicio de certeza, propio del debate oral y contradictorio", es decir el juicio oral y público, según consta en una resolución a la que Clarín tuvo acceso.

De esta manera, más allá de lo que resuelvan la Corte y la Casación -seguramente sin abrir a estudio los recursos de la defensa de De Vido y en contra de sus planteos-, el caso podría llegar a ser elevado a juicio durante el mes de abril y allí se sabrá qué tribunal oral resulta sorteado para intervenir en el mismo, que probablemente inicie el año próximo.

La multinacional de origen brasileño Odebrecht, investigada por la presunta comisión de delitos en varias causas por al menos ocho obras adjudicadas durante el kirchnerismo, admitió ante las autoridades bursátiles estadounidenses haber pagado coimas a funcionarios argentinos por un total de 35 millones de dólares.

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Lucio Fernández Moores

Te puede interesar