103 detenidos en la vigésima marcha de "chalecos amarillos"

INTERNACIONALES Por
A pesar de las órdenes que prohibían la protesta, miles de personas volvieron a salir a las calles de Francia contra las políticas del presidente Emmanuel Macron.
hty_crop1553985533883.jpg_1734428432

 
 
Miles de "chalecos amarillos", unos 30 mil según las autoridades y cerca de 100 mil según los organizadores, volvieron a protestar en París y otras ciudades de Francia contra la política económica de Emmanuel Macron, con escasos hechos de violencia y un saldo de 103 detenidos.

Al menos 103 personas fueron detenidas en la jornada, de acuerdo a datos de la Prefectura citados por la agencia EFE, que reportó además que las autoridades ubicaron en 33.700 el número de manifestantes, 4000 de ellas en París. Los "chalecos amarillos" elevaron ese número a 102.700.

En Montpellier han resultado heridos dos policías durante la manifestación al ser alcanzados por objetos lanzados por los participantes, consignó la agencia DPA.

Por otra parte, en Burdeos y a pesar de que la manifestación estaba prohibida, miles de "chalecos amarillos" se concentraron en los alrededores de la plaza de la República y pese a la calma inicial, hubo momentos de tensión cuando la Policía intentó dispersar a los manifestantes. También ha habido tensión en Aviñón, donde estaba prohibida la protesta y circuló información acerca de multas de 135 euros a algunos participantes por estar en un evento prohibido. 

Para esta protesta, la vigésima de los "chalecos amarillos", fueron movilizados 12.000 policías y gendarmes en toda Francia para evitar disturbios como los ocurridos hace dos semanas en París. 

Igual que la semana pasada, también fueron movilizados los integrantes del dispositivo militar antiterrorista Operación Centinela. 

En París la Prefectura ha emitido un decreto para prohibir todas las manifestaciones en los Campos Elíseos y sus alrededores, incluida la Plaza de la Estrella y un perímetro que incluye el Palacio del Elíseo y la Asamblea Nacional. La medida se replicó en ciudades como Toulouse, Aviñón, Ruan, Epinal, Saint-Etienne o Burdeos. 

Las movilizaciones de los "chalecos amarillos" comenzaron en noviembre para protestar contra la subida de los impuestos al diésel y en diciembre alcanzaron su punto álgido con las protestas contra la represión de las manifestaciones hasta el punto de que el presidente francés Macron anunció un paquete de medidas económicas para mejorar las condiciones de vida de la clase media y trabajadora.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, destacó que "pese a las serias amenazas y la voluntad de cometer actos de violencia, los dispositivos desplegados este sábado han permitido controlar inmediatamente los desbordes y detener a los vándalos".

Castaner fue, justamente, una de las figuras más criticadas por su gestión de las manifestaciones, especialmente después de que, el 16 de marzo, se reviviesen las escenas de gran violencia entre policías y manifestantes en pleno centro de París.

Como consecuencia de las marchas, un tribunal de París condenó el viernes a Eric Drue, uno de los líderes de los "chalecos amarillos", a pagar una multa de 2.000 euros (97.000 pesos), por haber organizado dos protestas sin previo aviso. El 5 de junio, Drue enfrentará otro juicio por llevar armas en una de las protestas.
Fuente: Télam

Te puede interesar