Reveladores detalles del ex contador de los Kirchner en la indagatoria con Bonadio

CORRUPCIÓN K Por
Victor Manzanares, que se encuentra detenido, declaró como arrepentido en la causa que investiga al matrimonio Kirchner.
f800x450-454651_506097_0

El ex contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, se sumó al listado de imputados colaboradores dentro de la causa de los cuadernos, tras ser aceptado por el juez Claudio Bonadio. En su testimonio como arrepentido, que dio a hoy a conocer Clarín, dijo que el expresidente Néstor Kichner le pegaba a su secretario, Daniel Muñoz, y reconoció que junto a ese funcionario llegó a trasladar decenas de bolsos con millones de dólares.

En detalles de lo sucedido en la indagatoria, se supo que Manzanares lloró durante su declaración como imputado colaborador en la causa de los cuadernos. En un momento de las 30 horas que estuvo ante Bonadio, el contador recordó a su padre y rememoró su historia de vida en el sur de la Argentina, lo que lo emocionó.

Roberto Herrera, su abogado, comentó que Manzanares aportó elementos en la causa de Daniel Muñoz, exsecretario privado de Kirchner, ya que ahí "es donde más se siente involucrado y con una responsabilidad. Lo que manifestó es que si hizo algo, quiere pagar ante la Justicia lo que hizo. Quiso sacárselo de su interior, desde la culpabilidad. No dijo que es inocente, ni que fue víctima. Manifestó el arrepentimiento que es sincero. No es sencillo eso", apuntó.

Herrera contó también que su defendido le pidió perdón al pueblo de Santa Cruz y que no pidió salir de la cárcel, como hicieron otros arrepentidos. Y dio un dato estremecedor: "Cree que su vida está terminada, inclusive profesionalmente. 'No tengo nada por qué vivir', me dijo. Solo le importan los hijos. Encima a ellos no los ve seguido, ya que viven en Santa Cruz", afirmó.

Manzanares está procesado por el lavado de más de US$ 70 millones en Estados Unidos. Según dijo, el exsecretario Daniel Muñoz compró en Nueva York y Miami al menos 15 propiedades. Además, detalló que Carolina Pochetti, viuda de Muñoz, intentó sacar dinero al exterior a través de maniobras irregulares y que de ellas participó Manzanares, quien brindó detalles sobre la operatoria ante el fiscal Carlos Stornelli y el Bonadio.

El ex contador confirmó que en 2005 llegó a trasladar entre 15 y 20 bolsos y mochilas con dinero. En el testimonio ante el juez dijo que entró en "una zona oscura" cuando Muñoz le mostró 20 millones de dólares. "Me di cuenta de que era un ilícito, pero me tenté", confesó. También admitió que dentro de los bolsos había entre 20 y 30 millones de dólares. Acerca de quién era el dueño de ese dinero, Manzanares dijo que tanto Néstor Kirchner como Muñoz "se llevaron el secreto a la tumba".

Luego se refirió a la participación de Cristina Kirchner en la presunta asociación ilícita y, para describir la situación, Manzanares repitió una frase que habría dicho la expresidenta en una charla: "Menos mal que murió Muñoz". Además, contó que le gustaba ver a "Muñoz ser feliz siendo millonario" porque "Kirchner lo maltrataba y le pegaba".

"Yo lo llamaba por teléfono desde Río Gallegos (a Muñoz) y le decía: 'Fabricame dos o tres millones de pesos en blanco'", comentó. Con respecto a los fondos de Santa Cruz -cerca de 600 millones de dólares- recuperados, Manzanares dijo que "desaparecieron por arte de magia".

Además, sobre las causas de Hotesur y Los Sauces, en las que también está acusado, el arrepentido admitió que hizo trabajo de contador pero que, en este caso, no tiene ninguna responsabilidad. 

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar