Sospechan de una “viuda negra” por el crimen del peluquero

POLICIALES Por
Los investigadores creen que una mujer conocida de la víctima estaría involucrada en el hecho que ocurrió en barrio Observatorio
descarga (1)

Lentamente, aunque con muy pocos avances por el momento, prosigue la investigación por la muerte de Paulo Cesar Micolini, el peluquero de 41 años encontrado sin vida en su local de barrio Observatorio.

El descubrimiento del cuerpo fue hecho por su padre, Eduardo Micolini, de 78 años, cuando en la mañana del último lunes fue hasta la peluquería de avenida Pueyrredón al 1200, preocupado por la falta de noticias de su hijo.
El muchacho no había ido a dormir a su casa de calle Mariano Moreno al 1100, y tampoco respondía a los llamados al teléfono celular.

Cuando se acercó al local lo primero que le llamó la atención fue la ubicación del automóvil que usaba su hijo, que en realidad aparece inscripto como de propiedad de su padre.

El Mazda 323 F, patente DCM 800, estaba estacionado con la mitad  sobre la vereda y la parte trasera en la calle.

En el interior del vehículo había objetos que alguien sacó del interior de la peluquería.

También se descubrió que alguna persona que no conocía donde estaba el cortacorriente del auto se quiso llevar el rodado que quedó sin la medidas de seguridad en sus puertas.

La segunda sorpresa que tuvo Eduardo Micolini fue al descubrir que la puerta de la peluquería estaba solo entornada y sin llave.

Luego, descubrió el cuerpo yacente de su hijo.

Estaba sin ropas en el piso y tenía un cable alrededor del cuello lo que permite suponer que su muerte sobrevino por ahorcamiento.

Algunas evidencias justifican conjeturar que le apretaron el cable cuando estaba de espaldas a su agresor.

En el local no había signos de violencia sobre las cosas.

Para los pesquisas hay indicios suficientes como para suponer que se está en presencia de un crimen cometido por quien o quienes quisieron ocultar su identidad, al parecer, por ser conocidos de la víctima.

Para los policías, es de fundamental valor poder reconstruir los últimos movimientos de Micolini y, principalmente, cuales fueron sus últimas relaciones.

Los investigadores confían en encontrar alguna clave que oriente la pesquisa del análisis de los registros de cámaras de vigilancia instaladas en las proximidades de la peluquería.

Los registros fílmicos podrían haber registrado los movimientos de personas que ingresaron y salieron

del escenario del crimen este último fin de semana, en especial las primeras horas del lunes de carnaval.

Por de pronto se sabe que Paulo Cesar Micolini estuvo en un boliche de las proximidades el domingo por la noche donde permaneció hasta la madrugada del lunes.

Hay una mujer sospechosa en la mira que se cree que salió del local nocturno acompañando al muchacho.

Para los investigadores será clave desentrañar el contenido del teléfono celular del peluquero que por ahora nadie sabe donde está.

Fuente: Cadena 3

Te puede interesar