Un fallo informático desata el caos en los vuelos de EE UU con miles de retrasos y cancelaciones

INTERNACIONALES Por Miguel JIMÉNEZ
XLFGREZCYCIT6UGG5GYX5SOKI4

Volar en Estados Unidos empieza a convertirse en una pesadilla. Un día es el mal tiempo; otro, los fallos de las compañías, y este miércoles, un fallo informático que ha llegado a paralizar por completo los despegues. Las pantallas de información han vuelto a llenarse de avisos de retrasos y cancelaciones mientras los pasajeros vivían frustrados y ansiosos una escena que se repite cada dos por tres en los aeropuertos de Estados Unidos. Hasta las 21.30 horas de Washington (3.30 horas de la madrugada del jueves en la España peninsular) se habían cancelado más de 1.300 vuelos y unos 10.000 se habían retrasado. Los perjudicados son cientos de miles de viajeros en todo el país.

El fallo ha dejado inoperativo el sistema de Notificaciones a Misiones Aéreas (NOTAM), dependiente de las autoridades de Transporte. Es un sistema informático que alerta a los pilotos de los aviones y al resto del personal de vuelo sobre peligros en la ruta o cambios en los servicios o procedimientos de las instalaciones aeroportuarias. Cuando un piloto entrega a las autoridades de aviación su plan de vuelo, se le avisa por este sistema de los posibles riesgos, desde la celebración de exhibiciones aéreas a las pistas cerradas, avisos de cierre del espacio aéreo u obstáculos cerca de los aeropuertos. El fallo informático estaba impidiendo que el sistema actualizase la información, imposibilitando que los pilotos recibieran la última información relevante de los aeropuertos.

Cuando aún colean las cancelaciones y retrasos masivos por la ola polar de diciembre, que se agravaron en el caso de la aerolínea Soutwest Airlines porque fue incapaz de responder adecuadamente, este miércoles se ha visto afectado todo el tráfico aéreo. La agencia de aviación estadounidense (FAA, por sus siglas en inglés) fue informando a través de su cuenta de Twitter de las incidencias que se iban extendiendo durante la madrugada y la mañana del miércoles, aunque el sistema de avisos a tripulaciones empezó a fallar ya el martes por la tarde.

Cerca de las siete de la mañana en la costa este, la FAA ordenó paralizar todas las salidas de vuelos hasta las nueve de la mañana mientras trataba de recuperar los sistemas. “La FAA ha ordenado a las compañías aéreas que paralicen todas las salidas nacionales hasta las nueve de la mañana, hora del este, para que la agencia pueda validar la integridad de la información sobre vuelos y seguridad”, señaló en un tuit.

Antes de llegar la hora prometida, la FAA anunció que se retomaban los despegues en los aeropuertos de Atlanta y Newark (en Nueva Jersey, a las afueras de la ciudad de Nueva York). Y cerca de las 9.00, el sistema ya funcionaba: “Las operaciones normales de tráfico aéreo se están reanudando gradualmente en todo Estados Unidos tras una interrupción nocturna del sistema de Notificación a Misiones Aéreas, que proporciona información de seguridad a las tripulaciones de vuelo. Se ha levantado la parada en tierra. Seguimos investigando la causa del problema inicial”, ha dicho.

La interrupción temporal de las operaciones descuadra los planes de las compañías aéreas y provoca un efecto dominó por el que las cancelaciones y retrasos han seguido aumentando pese a la recuperación de los sistemas. Se trata de un día de una actividad aérea relativamente baja, fuera de vacaciones o fechas señaladas, lo que ha evitado que el problema sea aún mayor.

 

Sin indicios de ciberataque

No se han dado por ahora explicaciones completas sobre el origen del fallo, aunque según las autoridades no hay por ahora indicio alguno de que se deba a un ciberataque. “Seguimos realizando una revisión exhaustiva para determinar la causa de la interrupción del sistema de Notificación de Misiones Aéreas (NOTAM). Nuestro trabajo preliminar ha rastreado la avería hasta un archivo de base de datos dañado. Por el momento, no hay pruebas de que se trate de un ciberataque. Estamos trabajando con diligencia para determinar con mayor precisión las causas de este problema y tomar todas las medidas necesarias para evitar que este tipo de interrupción se repita, ha explicado la FAA por la tarde, muchas horas después de iniciarse los problemas.

Según la web de seguimiento de vuelos FlightAware, unos 10.000 vuelos internos y con origen o destino Estados Unidos han sufrido retrasos y unos 1.350 han sido cancelados este miércoles en Estados Unidos, en una cuenta que no ha parado de incrementarse en todo el día. Se han visto afectadas todas las aerolíneas que tenían despegues programados en las horas críticas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha hablado con el secretario de Transporte para pedir explicaciones, según ha afirmado esta mañana en la Casa Blanca: “Acabo de hablar con Buttigieg. No saben cuál es la causa. Pero he estado al teléfono con él. Les he dicho que me informen directamente cuando lo sepan. Los aviones pueden aterrizar sin problemas, pero no despegar. Esperan que en un par de horas tengan una buena idea de lo que lo causó y responderán en ese momento”, ha explicado.

La recuperación del sistema ha llegado, pero las explicaciones sobre las causas parecen tan retrasadas como los miles de vuelos afectados. La oposición republicana ha aprovechado para criticar al secretario de Transporte. La FAA no tiene ahora mismo director, pues el propuesto por Joe Biden aún no ha sido ratificado por el Senado.

El secretario Buttigieg, a través de la red social Twitter, había señalado: “He estado en contacto con la FAA esta mañana acerca de una interrupción que afecta a un sistema clave para proporcionar información de seguridad a los pilotos. La FAA está trabajando para resolver este problema de forma rápida y segura para que el tráfico aéreo pueda reanudar sus operaciones normales, y seguirá proporcionando actualizaciones”.

Las compañías no son en esta ocasión responsables del problema, pero se han disculpado con sus clientes: “Una interrupción de la FAA está afectando a todos los vuelos, incluidas todas las compañías aéreas. Agradecemos sinceramente su paciencia mientras trabajan para resolverlo”, señaló American Airlines. “El sistema de la FAA que envía en tiempo real importantes riesgos y restricciones a todos los pilotos comerciales (NOTAM) está sufriendo actualmente una interrupción en todo el país. United ha retrasado temporalmente todos vuelos nacionales y emitirá una actualización cuando haya más información de la FAA”, indicó United Airlines.

Varias de las aerolíneas han suprimido las tasas y recargos que cobran a sus clientes habitualmente por el cambio de vuelos para que puedan rehacer sus planes tras el apagón del tráfico aéreo.

Fuente: El País

Te puede interesar