Llaryora a full con la tecnología, limpia empleados "ñoquis"

El intendente giró al Concejo Deliberante la nueva ordenanza que permitirá hacer el trámite de manera online y en menos de media hora.
23478

La pandemia ayudó a demostrar una verdad de Perogrullo: el Estado puede funcionar igual, con menos de la mitad de su dotación de personal activa. El intendente Martín Llaryora exprimió al máximo la oportunidad de ajustar gastos y pautas de trabajo que sólo beneficiaban a los municipales y dejaban a los vecinos esperando.

Amplió los servicios de los entes que estaban fuera del alcance del Suoem, como el Coys y la Tamse, que hoy ofrecen otros servicios sensibles, además de los que inspiraron su creación. Los servidores urbanos también les hicieron cosquillas a algunos municipales que pidieron volver a trabajar de manera presencial para evitar “perder funciones laborales”. Toda una revolución, siempre en la escala del desorden atípico del Palacio 6 de Julio.

Ayer, avanzó contra un reducto en el que reinaba la anarquía, bajo el tutelaje del gremio y algunos interesados. Llaryora giró al Concejo Deliberante la nueva ordenanza de habilitación de negocios que, entre sus aspectos sobresalientes, se realizará de manera online y en menos de media hora. Sentado frente a la computadora o con teléfono en mano, el contribuyente se ahorrará al menos 20 pasos en las oficinas municipales.

La lectura es obvia: el comerciante, emprendedor o pequeño empresario ya no tendrá que lidiar con las ventanillas municipales. El titular del Palacio 6 de Julio sacó del medio a los empleados municipales. Los funcionarios llaryoristas quieren ser más elegantes y prefieren decir que la Municipalidad es la que no mediará más, en virtud de la virtualización del proceso.

 
Es necesario recordar en este punto que el Suoem se resistió a cualquier tipo de cambio en el rubro. Sólo basta con mencionar la última embestida contra el sistema de Ventanilla Única que intentó poner en funciones el exintendente radical, Ramón Mestre, a través de la dupla de secretarios que terminó echando: Sergio Torres y Diego Dequino.

La normativa oficial que se conoció ayer contempla que para el caso de los negocios que según la ordenanza 12.052 son considerados de bajo riesgo -aproximadamente un 70% del total de negocios que tiene la ciudad- se podrán habilitar en un tiempo de 20 minutos. Mientras que los considerados de alto riesgo podrán iniciar el trámite informático y, previo la inspección correspondiente, acceder a su habilitación.

El proyecto alcanza a las industrias, comercios y servicios. El vecino podrá hacerlo desde su hogar, a cualquier hora del día y el sistema le emite un código QR que el interesado deberá pegar en su local.

Una vez aprobada la ordenanza, el Ejecutivo habilitará una solapa en el sitio www.cordoba.gob.ar para que el interesado ingrese y habilite su negocio. El sistema ya fue desarrollado por el municipio y está listo para utilizarse. Entre sus novedades se destaca que, si la persona inicia el trámite y no lo termina en ese momento, puede retomarlo y continuar desde donde dejó de completar los requisitos.

La UTN validó el software que, además, ya fue probado con la Cámara de Comercio y otros organismos que serán beneficiados indirectamente por esta iniciativa.

“Invertimos la confianza del vecino. Antes, el vecino tenía que venir a demostrar el cumplimiento de los requisitos, presentar papeles, esperar los tiempos del municipio y rogar acceder a la habilitación. Hoy, el negocio se habilita en minutos bajo declaración jurada, sin necesidad de tener presencialidad en el Municipio”, explicó Llaryora.

El titular del Ejecutivo destacó que esta iniciativa es la ratificación de un rumbo elegido de su gestión: “Dejar el legado de la modernización”, para que el municipio esté más cerca de la gente y atienda de manera más eficaz las necesidades de los vecinos.

Llaryora recordó que en el segundo día de su gobierno firmó la adhesión del Municipio al CIDI. Y a partir de allí, su administración inició “el camino de la modernización del municipio, que es ni más ni menos poner el municipio al servicio de los cordobeses”.

“Queremos un municipio ágil, dinámico, innovador, disruptivo, moderno y estamos en ese camino. Un municipio que ayude a los emprendedores, que acompañe a los empresarios, a las pymes. Por eso avanzamos en la habilitación de negocios, para no ponerle palos en la rueda a quienes generan empleo”, agregó.

Por su parte, el secretario de Gobierno expresó su satisfacción por la iniciativa: “A partir de ahora, habilitar un negocio no depende de una inspección personal. El municipio confía en la declaración jurada del municipio”, expresó Miguel Siciliano.

La aprobación de la ordenanza no será problema para el Ejecutivo porque requiere de la mayoría simple, aunque se espera el apoyo de la oposición que se ha mostrado preocupada por dinamizar la actividad productiva. Sólo resta esperar la reacción del sindicato porque, es de esperar, que una buena dotación de empleados sufra reasignaciones de tareas producto de la mejora y avance tecnológico.

Fuente: Alfil Diario

Te puede interesar