Murió Enrique Chazarreta, bicampeón con San Lorenzo y mundialista con la selección en 1974

DEPORTES 25 de marzo de 2021 Por Omar EDEN
El fútbol argentino, de luto: a los 73 años, murió Enrique Salvador Chazarreta, mediocampista que dejó su huella en San Lorenzo
f800x450-159994_211440_5050

Fue el Ciclón el que comunicó la triste noticia a través de las redes sociales. “Enrique Salvador Chazarreta, multicampeón con San Lorenzo, mundialista con la Selección en 1974 y figura indiscutida de nuestra historia, nos dejó hoy, a los 73 años. Acompañamos a sus seres queridos en este momento de profundo dolor. ¡Nunca te olvidaremos, crack!”, informó el club.


El ex jugador venía transitando un delicado trance de salud, por el que San Lorenzo venía pidiendo dadores de sangre de cualquier tipo y factor. Nacido el 29 de julio de 1947 en Coronel Du Graty, Chaco, irrumpió en el fútbol grande con la casaca de Sarmiento de su provincia, que le dio visibilidad y le permitió llegar al elenco de Boedo, que en primer término lo cedió al Bicho.


Y con la Azulgrana en la piel consiguió el bicampeonato en 1972 y el título en el Nacional de 1974. Sus buenos rendimientos lo llevaron al seleccionado, con el que hizo su presentación en 1973 en un duelo ante México y terminó siendo parte de la plantilla elegida para representar al país en el Mundial de Alemania.


Su destacado paso por el Ciclón (194 goles y 30 goles) le permitió dar el salto al fútbol europeo: jugó en el Avignon y en el Olympique Ales de Francia. Cuando regresó al país, jugó en Gimnasia y cerró su carrera en Deportivo Morón, en 1982.


“Estuve cuatro años en Francia, el idioma es lo de menos”, contó en una entrevista. “Cuando volví, en el 79, San Lorenzo no me quiso. Llegué a tener una entrevista con los dirigentes, todo el mundo decía que yo firmaba con el club; era lo que yo quería, firmar por dos o tres años. Habrán pensado que estaba de vuelta. Yo estaba intacto. Y me fui a Gimnasia. No tuve buen año ahí, mucho cambio de técnico, que te embroma. San Lorenzo no tenía jugadores en el plantel, y que no me hayan dado bola...”, se lamentó en una entrevista con “Volvé a Avenida La Plata”. Su corazón quedó en Boedo, donde dejó una huella indeleble.

Fuente: Infobae

Te puede interesar