Con apoyo K, avanza el cierre de las denuncias contra el juez Rodolfo Canicoba Corral

POLÍTICA Por Heretz Nivel
Lo decidió la Comisión del Disciplina y acusación del Consejo de la magistratura. Lo investigaban por el crecimiento de su patrimonio, por gastos sospechosos, supuestos sobresueldos y pedido de dinero a un procesado.
Skuqbr07e_340x340

El Consejo de la Magistratura, con apoyo de los K, dio una paso firme para desestimar por completo las acusaciones contra el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. El magistrado acumulaba cuatro denuncias por supuesto enriquecimiento ilícito, viajes en aviones privados de empresarios, presunto soborno y un posible pedido de coimas al ex jefe del SOMU, Omar "Caballo" Suárez en la causa en la que investigaba las irregularidades en el sindicato.

La desestimación de las acusaciones contra Canicoba Corral contó con el apoyo de los consejeros Kirchneristas a los que se sumaron el juez Alberto Lugones y el académico Diego Molea, también muy cercanos al Gobierno que comanda Alberto Fernández. Ambos insistieron en que los medios "no marcarán la agenda" a la hora de las decisiones.

Para que se haga efectiva la desestimación de las denuncias queda un paso, la aprobación en plenario. Se intentó que se votará este jueves, pero no lograron conseguir los votos suficientes.

En el próximo plenario, se estima que conseguirán los votos para salvar a Canicoba Corral. ​ 

En su momento, las denuncias contra el juez Canicoba Corral habían sido presentadas por el consejero y diputado del PRO Pablo Tonelli, el diputado de la Coalición Cívica Juan Manuel López y el perito Alfredo Popritkin. El consejero Juan Pablo Más Vélez, un histórico radical y representante de los abogados, acumuló las acusaciones porque consideró que eran causas conexas.

Pero el propio Más Vélez, a fines del año pasado, presentó el dictamen desestimatorio original para dejar sin efecto todas las acusaciones contra Canicoba Corral. Aunque se tenía que votar en la última sesión de 2019, se postergó tras las críticas de Juntos por el Cambio en ese momento al frente del Gobierno.

Con los cambios en el Consejo, Más Vélez dejó de ser parte de la comisión de Acusación y Disciplina y su dictamen fue tomado por la abogada Marina Sanchez Herrero, también de origen radical, que pasó a integrar este cuerpo. El miércoles por la noche, Más Vélez pidió retirar el dictamen porque él ya no era parte de la comisión, pero Diego Molea, que preside esa comisión pidió hacer suyo el dictamen para someterlo a votación, una maniobra rápida que presagiaba lo que luego sucedió. Como el kirchnerismo tiene mayoría de votos en esa comisión, se encaminaba a salvar al juez.

Sánchez Herrero había pedido más tiempo para decidir sobre los cuatro expedientes contra Canicoba Corral -argumentó que lo había recibido hace pocos días y no tuvo tiempo de leerlos-, Molea forzó la votación.

Además de Molea, votaron a favor de cerrar las denuncias contra el juez el representante del Poder Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz, la senadora Inés Pilatti de Vergara y la diputada Vanesa Siley, ambas del kirchnerismo. También votó el juez Lugones, presidente del Consejo y cercano a los K.

El único que se opuso fue Tonelli, que había impulsado denuncias contra Canicoba Corral. Y se abstuvieron la abogada Sánchez Herrero, la senadora radical Silvia Giacoppo y el juez Juan Manuel Culotta.

El corazón de las sospechas sobre Canicoba apuntaba a las supuestas incoherencias entre el nivel de los ingresos del juez con el de sus gastos y su patrimonio. Pero también había denuncias por supuesto cobro de sobresueldo de la ex SIDE y un presunto pedido de coimas al sindicalista Omar "Caballo" Suárez, procesado y detenido por Canicoba Corral.

Figuraban en la investigación varias propiedades del magistrado aparentemente discordantes con su salario. Uno de esos inmuebles es una importante casa en la calle Monasterio, en Vicente López. Canicoba dijo que pagó por ella 650.000 dólares, pero que el 80% es de su esposa, Ana María Tejada Soriano. También aparece un departamento, en la calle Francisco Seguí de la Capital Federal que pertenece a la firma Gadega SA, y terrenos en Rocha, Uruguay, entre otras denuncias.

Canicoba Corral tiene en su despacho causas de alto interes para el kirchnerismo porque apuntan al corazón del macrismo. El más complejo es el de las irregularidades para tratar de cerrar la deuda que el grupo Macri tiene con el Estado por la concesión del Correo Argentino. La otra causa caliente del juez es la que investiga el supuesto espionaje ilegal a jueces, funcionarios, políticos y gobernadores desde organismo oficiales.

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Nicolás Diana

Te puede interesar