Encontraron muerto y devorado por sus perros al "Picasso Gallego"

El artista español Labajjo Grandío fue encontrado sin vida en su casa de Galicia, en España, cubierto de mordeduras y sangre, con un brazo aparentemente arrancado por sus canes.
cuadro_4_1

Hallaron muerto y devorado por sus perros al artista español Labajjo Grandío (80), conocido como el “Picasso gallego”, en su casa de Galicia, España. Fue un taxista que solía llevarlo a un pueblo próximo, quien reportó su desaparición luego de dos semanas sin verlo. Los medios informaron que nadie notó su ausencia, ya que el artista vivía una vida solitaria y aislada de la gente.

 
Cuando la Guardia Civil Española entró a la vivienda del hombre, ubicada en la parroquia de Vilafiz, en la región de Filol, se encontraron con un terrible escenario. Según el diario La Voz de Galicia, el cuerpo de Grandío estaba cubierto de mordeduras y sangre, con un brazo aparentemente arrancado por sus perros. Algunos creen que los perros atacaron al hombre a causa de que estos pasaron un largo tiempo encerrados y sin comida. Sin embargo, otros medios locales aseguraron que la Policía no está investigando el caso como una muerte violenta o intento de asesinato. 


El alcalde de Filol, José Ángel Santos, sostuvo que este era “un día muy triste” para todos y que se llevará a cabo una investigación sobre la verdadera causa de muerte del artista. Sin embargo, aclaró que la muerte “muy probablemente había sido debido a un infarto” y no por un ataque de los canes.

Vida del artista

Labajjo Grandío era reconocido por su estilo artístico parecido al pintor español Pablo Picasso. Grandío estudió durante un par de años ingeniería, pero luego abandonó y se dedicó al arte. Se mudó a Madrid, en donde su carrera tuvo un gran éxito y trabajó como pintor hasta el 2014, cuando se mudo a la región rural de Filol de Galicia.


El diario gallego, explicó que “Labajjo se saltaba las normas y los cánones establecidos. Pintaba lo que quería y cuando quería”. Las pinturas de alto valor que encontraron en el hogar del hombre, serán trasladadas por la Guardia Civil a la dependencia del Ayuntamiento local. Allí permanecerán custodiadas y su familia decidirá qué hacer con ellas.

Fuente: Cronica

Te puede interesar