Encuentran restos de drogas en la ropa y un bolso del jefe policial baleado en Santa Fe

NACIONALES Por
Un peritaje detectó metafetamina y éxtasis entre las pertenencias del acusado, Mariano Valdés, quien es investigado en el confuso hecho ocurrido el pasado 9 de septiembre, en la autopista Buenos Aires-Rosario.
ex_jefe_policia_santa_fe_c

Un peritaje detectó restos de metanfetamina y éxtasis en la ropa y un bolso que desapareció de la escena del tiroteo en el que resultó herido el ex jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal, Mariano Valdés (51), ocurrido el 9 de septiembre en la autopista Buenos Aires-Rosario, informaron este viernes fuentes judiciales.

A la vez, mediante escuchas telefónicas los investigadores descubrieron un posible vínculo entre Valdés y el anterior jefe de la delegación santafesina de la PFA, comisario Marcelo Lepwalts, separado de su cargo y procesado por el presunto encubrimiento de un narco.

Por ambas razones, la causa será enviada por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) provincial a la Justicia Federal de la ciudad de Santa Fe, añadieron los informantes.

El equipo de fiscales que investiga el ataque a Valdés informó este viernes en rueda de prensa que esta mañana fueron sometidos a un peritaje las prendas del comisario y un bolso que fue "sustraído" de la escena del hecho- y luego recuperado durante una allanamiento a la sede santafesina de la fuerza de seguridad nacional.

"Hoy se llevó adelante una pericia en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en la cual se detectó que posiblemente en el bolso que tenía el comisario Valdés y en parte de su ropa había material que pueden ser estupefacientes", dijo el fiscal Matías Edery.

Su colega Natalia Benvenutto añadió que "se determina en el bolso la existencia de metanfetamina y en uno de los pantalones se detectan anfetaminas, que sería éxtasis".

La funcionaria judicial precisó que el análisis posee "un 99 por ciento de probabilidad de certeza" y sólo detecta "residuos" de drogas, pero su cuantificación es imposible.

La fiscal explicó que el examen consta de especialistas, perros y "una máquina de alta tecnología que se usa en los aeropuertos", cuya sigla es MMTB.

El equipo permite detectar "sustancias explosivas o narcóticos" y ya había sido empleado -con resultado negativo- en el auto que conducía Valdés la noche que fue herido.

Sin embargo, ahora dio positivo en las ropas y el misterioso bolso que el comisario llevaba en el auto cuando fue baleado y que luego fue sacado de la escena por otros oficiales de la fuerza.

Valdés y el segundo de la sede Santa Fe de la fuerza, Alberto Bellagio, fueron imputados la semana pasada por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, encubrimiento agravado, retardo de justicia y sustracción o inutilización de prueba, en concurso real con falsedad ideológica de instrumento público y falso testimonio.

El jefe policial fue baleado la noche del 9 de septiembre cuando conducía su auto junto a la suboficial Roxana González a la altura del kilómetro 253 de la autopista Buenos Aires-Rosario.

En su declaración dijo que había detenido el vehículo para cambiarle la yerba al mate, cuando una camioneta negra o gris se estacionó delante de ellos y bajaron tres personas encapuchadas que les dispararon.

Redujo el ataque a un intento de "robo al boleo", pero sus dichos no coincidieron con los de González y los investigadores descubrieron que unos kilómetros antes Valdés paró en una estación de Servicios, en Ramallo, de donde partió una camioneta similar a la que usaron sus atacantes.

González, a la vez, declaró que su jefe se bajó a dialogar con las tres personas, luego discutieron y finalmente se tirotearon.

Una pericia determinó que la herida de bala que el comisario sufrió en una ingle fue autoinfligida con su arma reglamentaria.

El secretario de la fiscalía de Villa Constitución, Franco Carbone, dijo este viernes que "con el resultado de la pericia (al bolso y las prendas) es que la causa se va a remitir al fiscal Walter Rodríguez, de la Justicia Federal de Santa Fe", el mismo que pidió el procesamiento del anterior jefe de la Federal, Lepwalts.

"En las escuchas hemos encontrado alguna vinculación existente entre el anterior jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal y el actual jefe Mariano Valdés", confió Carbone.

Dijo que "son escuchas que nos permiten efectuar una conexión y vinculación entre ambos, que a esta altura preferimos reservarla".

Esa charla, cuyo contenido no se reveló, se produjo un rato antes de que los fiscales santafesinos llegaran a la sede de la PFA para allanarla, el 20 de septiembre último.

Allí fue cuando secuestraron el bolso y las ropas de Valdés cuyo análisis arrojó este viernes positivo para metanfetaminas y éxtasis.

Fuente: Cronica

Te puede interesar