El jefe de Gabinete de Chubut defendió los aumentos a los funcionarios: “Es una necesidad imperiosa”

POLÍTICA Por
El ministro coordinador del Gabinete provincial, Federico Massoni, rechazó las críticas contra el proyecto de ley para aplicar las subas, que en el caso del gobernador ascendería a un 100 por ciento.
JEFE GABINETE CHUBUT

En medio de la profunda crisis que atraviesa Chubut, desde la administración del gobernador Mariano Arcioni salieron este miércoles a defender el polémico pedido para aumentar el salario del personal político porque, aseguraron, es una "necesidad imperiosa".

"Si bien puede llegar a no ser el momento, era una necesidad imperiosa que tenía toda la esfera política, que son los que llevan adelante las mayores responsabilidades del Estado, lógicamente arrancando por el gobernador de la provincia", remarcó Federico Massoni, el ministro coordinador de Gabinete, en declaraciones a TN.

De esta manera, el funcionario rechazó las críticas que surgieron contra el proyecto de ley que presentó Arcioni en la Legislatura local para avanzar con los incrementos salariales, que en el caso del gobernador representan una suba del 100 por ciento. 

"Pensar que un ministro, que un gobernador, que un subsecretario va a vivir con $34 mil, $47 mil, $57 mil es una hipocresía", replicó Massoni, para luego señalar que el objetivo es establecer "el salario que corresponde por la responsabilidad que llevan adelante".

El ministro reconoció que la provincia "está en una situación crítica financieramente" y agregó que "esa situación hace que haya impactos en la sociedad en forma directa para aquellos que les tenemos que pagar el sueldo, y en forma indirecta, para aquellos a los que no les pagamos el sueldo".

"No lo estamos negando, por eso decimos que estamos en una situación crítica", aclaró.

El funcionario se pronunció en medio de la polémica que generó el proyecto de ley que se presentó en la Cámara de Diputados de Chubut para establecer un un nuevo esquema para el cálculo de los sueldos de la planta política, que implica un aumento de las remuneraciones que perciben desde el gobernador hasta los directores generales.

La iniciativa incluye al gobernador, ministros, secretarios, subsecretarios y entes descentralizados, pero desató controversia porque se hizo pública en medio de los reclamos de los trabajadores estatales el pago de los salarios de agosto, que todavía no fueron abonados, salvo un 30% de quienes cobran menos de 40.000 pesos.

Según la página digital del Gobierno Abierto, que publica los salarios, el último sueldo que percibió el gobernador es inferior a los 60.000 pesos y el ministro coordinador, el más importante de los cargos del ejecutivo luego del jefe de estado, poco más de 49.000 pesos.

 

 

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar