Macri habilitó la importación de basura al país

Un decreto firmado por Mauricio Macri “relaja” las políticas de ingreso de basura foránea al territorio nacional.
20190903141833_basural-1-887x530

Mediante un decreto, el presidente Mauricio Macri habilitó la recepción de basura del exterior al país sin certificado de inocuidad.

El polémico decreto modifica el Decreto 181 de 1992 y la reglamentación de la Ley de Residuos Peligrosos. “Prohíbese el transporte, la introducción y la importación definitiva o temporal al Territorio Nacional, al Area Aduanera Especial y a Areas Francas creadas o por crearse, de residuo, desecho o desperdicio procedente de otros países", dictaba.

El decreto anterior era aplicado por la Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Sin embargo, el ingreso de basura ahora contará también con la supervisión del Ministerio de Producción y Trabajo. De esta manera, los residuos son considerados recursos que pueden ser reciclados y/o valorizados.

Por esa razón, el decreto modifica la definición de residuos a “sustancia u objeto a cuya eliminación se procede, se propone proceder o se está obligado a proceder" cuando el decreto anterior establecía que los residuos también eran todos los materiales que eran sujetos a reciclado, recuperación y reutilización. 

De esta manera, el Gobierno Nacional habilita la importación de diferentes materiales como papeles, chatarra y desechos de material plástico y vidrios.

Por otro lado, al considerar que el ingreso de estos residuos al país permiten su “valorización", el decreto también considera innecesario pedir un certificado de inocuidad sanitario y ambiental a los residuos ingresados. Desde el Gobierno Nacional afirmaron que los certificados ya no se emiten en gran parte de los países porque cayeron en desuso.

Nuevo Decreto 591/2019

Decreto 831/93. Reglamentación de la Ley N° 24.051.

Decreto 181/92.

Críticas
La Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR) alertó sobre la situación.

“En lugar de potenciar la recolección y reciclado de los residuos que tiramos los argentinos, se facilita la importación de los residuos de los europeos. Esto perjudica a los cartoneros que trabajamos de esa recolección y de la venta de ese material. Y en el medio de una crisis social y económica, significa que nos llevan al hambre”, expresaron en un comunicado.

La Federación también estimo que gracias a su labor, el 20% de la basura producida en el país es reciclada. El ingreso masivo de los residuos bajaría drásticamente los precios de los cartones, papeles y otros materiales reciclables.

El abogado ambientalista Enrique Viale criticó el decreto en Página 12. “La norma es preocupante porque elimina el requisito de inocuidad y peligrosidad de origen, entonces cómo podemos estar seguros de que no ingresen residuos peligrosos”, agregó.

“En vez de impulsar el reciclado atentan directamente contra las cooperativas de cartoneros que viven de la venta de material reciclado”, agregó.

Los diputados del Frente para la Victoria emitieron un pedido de informes sobre el decreto. “La importación de basura que aprobó Mauricio Macri por decreto estaba expresamente prohibida en la Ley de Residuos Peligrosos. Exigimos explicaciones a través de un pedido de informes y presentamos un proyecto de Ley para reforzar la prohibición de introducir desechos en el país", expresaron.

El negocio de la basura
El mundo está atravesado por un complejo comercio internacional de basura que incluye desde materiales reciclables hasta residuos nucleares.

La tendencia es que el “norte global" (países desarrollados) exporten sus residuos hacia el sur global (países subdesarrollados y en vías de desarrollo).

El grupo Basel Action Network (BAN) realizó en 2018 una investigación sobre el destino de la chatarra electrónica de Canadá. Escondieron 43 rastreadores en diferentes componentes electrónicos y lo entregaron a depósitos autorizados.

De los 43 componentes, 4 fueron exportados ilegalmente a Pakistán y Hong Kong, violando la Convención de Basilea sobre Residuos Peligrosos.

En 2017, China, uno de los grandes importadores de basura, implementó restricciones prohibiendo el ingreso de papel y algunos tipos de plásticos.

El documental Plastic China retrató la peor faceta de la importación de basura. El film retrata la historia de dos familias que viven del reciclado de plásticos foráneos y cómo se enfrentan a los gases tóxicos, problemas de salud y la pobreza.

La decisión china provocó un gran vacío en el mercado global. Mucha basura producida y pocos países dispuestos a aceptarla.

Parte de la demanda fue captada por países del sudeste asiático y la India.

Quizás Argentina pase a convertirse en otro país receptor de la basura global.

Fuente: Cba24n

Te puede interesar