Alfredo Cornejo propone que la UCR vaya a las PASO con candidato propio para contener el “voto decepción”

POLÍTICA Por
El jefe partidario lo planteó este miércoles en el Comité Nacional. La idea está condicionada a que la acepte Macri. Podrían impulsar a Lousteau.
ALFREDO CORNEJO

El Comité Nacional de la UCR abrió el año electoral con un trámite exprés: la intervención de la Convención santafesina por negarse a adherir a Cambiemos. La decisión fue unánime y asfaltó el camino para la candidatura a gobernador del intendente de la capital, José Corral -un radical aliado de la Casa Rosada-, tal como anticipó Clarin.

Pero lo más jugoso llegó después, cuando el jefe partidario, Alfredo Cornejo, habilitó el debate soobre el futuro de Cambiemos y formalizó una propuesta llamada a tensionar la relación con el macrismo: la de presentantar un candidato radical que compita en las PASO contra Mauricio Macri.

Según fuentes partidarias, el gobernador mendocino no dio nombres, pero no hizo falta. Ya en declaraciones previas -incluyendo una entrevista con Clarín en Washington, el martes- admitió que la UCR podría impulsar a Martín Lousteau. Además, los argumentos que esgrimió para justificar la audaz iniciativa coincidían con el perfil del ex ministro K devenido en afiliado radical en 2017.

Habló de una figura capaz de atraer votos por afuera de Cambiemos y de “incorporar a los sectores más quejosos” por el rumbo económico, que se muestran decepcionados con Macri y tampoco votarían a Cristina Kirchner.

Con todo, Cornejo condicionó la idea a que sea aceptada por la Casa Rosada, en el marco de una estrategia negociada, si es que el Presidente se convence de que puede potenciar sus chances de reelección. De hecho, el mendocino le dio la categoría de “plan B”.

Por lo tanto, el “plan A”, seguiría siendo el de encolumnarse con Macri desde el vamos, sin cerrar la puerta a la discusión sobre el vice. Cornejo pidió que sea “del interior y de otra fuerza” distinta al PRO. No obtuvo respuesta.

Ayer, lo único que mencionó sobre el tema es un mea culpa sobre su apoyo en 2015 a la fallida candidatura presidencial de Ernesto Sanz. “Con el diario del lunes, diría que hubiera sido mejor que quedara de vice”, dijo, según varios de los presentes.

Estaban el gobernador correntino, Gustavo Valdés, y su antecesor, Ricardo Colombi, además de Corral, José Cano, Rafael Pascual, María Soledad Carrizo y Oscar Machado, entre otros integrantes de la conducción nacional. Faltaron Gerardo Morales por razones de agenda y Federico Storani por motivos de salud.

La discusión subió de tono cuando Colombi disparó munición gruesa contra la política económica y planteó que “el interior es un desastre”. Aunque se acopló al consenso general de apoyar otro período de Macri. Sostuvo que “para tener tranquilidad, hace falta que el peronismo no gobierne el país por 20 años”.

Al debate electoral se sumó el porteño Pascual, que recomendó un acuerdo global en el que la UCR impida que el macrismo le “coma” legisladores. Cornejo tomó la posta y se comprometió a que el partido renueve al menos los 16 diputados que pone en juego.

​ Luego pasó lista y le recriminó al rionegrino Machado que el distrito haya “regalado” el primer diputado nacional a cambio de la candidatura a la Gobernación. El ex diputado le explicó que ese lugar ya le correspondía al PRO, porque en 2017 la ahora candidata Lorena Matzen encabezó la lista de legisladores.

Como conclusión, las autoridades coincidieron en apurar la negociación con la Rosada para llevar a la Convención Nacional un acuerdo digerible para los sectores más reacios a seguir en Cambiemos. Ese cuerpo se reuniría en abril, en Jujuy, y debe aprobar la política de alianzas. Si prospera la idea del candidato propio, el nombre también debería votarse en la Convención, como fue con Sanz en Gualeguaychú.

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Marcelo Hugo Helfgot

Te puede interesar