Un argentino, estrella del periodismo de Brasil, murió en un accidente de helicóptero

INTERNACIONALES Por
Se trata del reconocido periodista y presentador de televisión Ricardo Boechat, que murió carbonizado junto al piloto del helicóptero en el que viajaba, al estrellarse este lunes en una autopista de San Pablo.
IMG_20190212_065315

El reconocido periodista y presentador de televisión Ricardo Boechat es una de las dos víctimas del accidente de helicóptero ocurrido este lunes en San Pablo, informó la TV Bandeirantes, cadena en la que trabajaba.

La aeronave en la que viajaba Boechat se estrelló en una importante autopista de San Pablo y el periodista murió carbonizado junto al piloto.

"Es con pesar que recibo esta noticia triste", escribió por Twitter el presidente Jair Bolsonaro, internado en Sao Paulo desde el 28 de enero

Boechat nació en 1952 en Buenos Aires, hijo de un diplomático brasileño y de la argentina Mercedes Carrascal, quien se instaló en 1956 en Niteroi, estado de Río de Janeiro.

El periodista porteño creció en Brasil, donde forjó toda una carrera exitosa en el mundo de los medios

"Es un momento muy triste para el periodismo brasileño, era el mayor periodista de Brasil, por su coraje, por su forma de combatir la corrupción y combatir las injusticias, una de las grandes referencias de la historia del periodismo brasileño", afirmó su compañero José Luis Datena al anunciar entre lágrimas la noticia de la muerte del periodista.

Boechat regresaba de Campinas, ciudad del interior de San Pablo, donde había acudido a ofrecer una conferencia, y se dirigía a la sede de la televisión Bandeirantes cuando la aeronave se estrelló en la autopista Rodovia Anhanguera, en la zona oeste de San Pablo.

El piloto del helicóptero y Boechat, quien iba como copiloto, murieron carbonizados durante el accidente, mientras que el conductor de un camión quedó herido después de que la aeronave prácticamente destrozara la cabina durante la caída.

Una parte de la aeronave fue consumida por las llamas, mientras que otras piezas del vehículo quedaron esparcidas por la autopista Ananguera, una de las vías de acceso para entrar y salir de San Pablo.

Boechat, de 66 años, era uno de los periodistas más reconocidos de Brasil y había sido galardonado a lo largo de su carrera con tres premios Esso, uno de los máximos reconocimientos del periodismo brasileño.

Fuente Clarín

Te puede interesar