Cosquín Rock finalizó otra edición en las sierras cordobesas

Más de 50 mil personas disfrutaron de la noche del domingo, que tuvo a Ska-P, Ciro y los Persas, Attaque 77 y Don Osvaldo como algunas de las bandas destacadas de la grilla.
1549833224535

Santa María de Punilla vibró este domingo con más de 50 mil personas que disfrutaron la segunda jornada de Cosquín Rock, que contó con las presentaciones de Ciro y Los Persas, Attaque 77 y Don Osvaldo, entre otros destacados artistas, además del cierre esperado del grupo español Ska-P.

El 19no. año consecutivo del festival no fue uno más en la historia de Cosquín Rock: según indicó José Palazzo a FM Córdoba, se trató de la edición "más convocante", "más grande" y "más ambiciosa de todos los tiempos", ya que por el aeródromo de Santa María de Punilla pasaron "más de 110.000 personas", "145 bandas y 80 millones de pesos de presupuesto", números inauditos en toda la trayectoria del festival.

Pese a que los principales números se presentaron en la noche del domingo, la acción en el escenario Norte comenzó temprano. A las 14.15 llegó la apertura de Literal y Científicos del Palo. 
Luego se presentó El Plan de la Mariposa, la banda de Necochea que llevó todo su rock psicodélico durante 45 minutos, ante un público que poco a poco comenzaba acercarse al aeródromo.

Después de los uruguayos de Cuatro Pesos de Propina -que se presentarán en Córdoba durante la próxima semana- fue el turno del primer plato fuerte de la tarde-noche: Eruca Sativa, la banda liderada por "Lula" Bertoldi. Con su característica energía, el grupo cordobés hizo saltar a los presentes, en un show que contó con la participación especial de "La Bruja" Salguero, invitada habitual de la banda.

 
La potencia y vitalidad que trajo Eruca al escenario Norte siguió presente con la siguiente banda: Carajo, un "power trío" de metal alternativo que viene siendo una figurita repetida en las últimas ediciones del festival. En un concierto que comenzó con la trilogía "Sacate la mierda", "Luna herida" y "Joder", los porteños ofrecieron un recital repleto de hits, que terminó con el tema "Ácido", para que nadie en el aeródromo se quede con ganas de saltar.

Tras el show de los metaleros, llegó el turno de una banda emblemática del rock de los '90 en Argentina: Attaque 77, que al igual que Carajo, elaboró un repertorio lleno de clásicos de la banda, como "Jorobadito", "Western" -tema dedicado a René Favaloro-, "Hacelo por mí", "Sé que vos me amás", "Chance" y "Arrancacorazones".

Entre medio de todos esos hits, hubo un momento especial, ya que Richard Coleman subió al escenario a tocar "Setentista" junto a la banda. El ex guitarrista de Soda Stereo ya había sido invitado el sábado por Skay, en lo que fue un encuentro histórico entre dos ex miembros de Soda y "Los Redondos". Esta vez, quienes compartieron escenario con Coleman fueron los miembros de la banda liderada por Mariano Martínez, que entre tanta canción conocida se permitieron una rareza en sus shows: "Pagar o morir", del disco "Todo está al revés".

  
Al mismo tiempo que Attaque 77 hacía saltar al Escenario Norte, en el Escenario Sur se presentaba otro de los números esperados: Don Osvaldo, que volvió al festival luego de tres años, gracias a la libertad condicional que consiguió Patricio Santos Fontanet en mayo.

En un show que, como viene siendo habitual luego de la vuelta a los escenarios de "Pato", alternó entre clásicos de Callejeros -la ex banda de Fontanet- con temas de su posterior proyecto Casi Justicia Social y el actual Don Osvaldo, se destacaron "Morir" y "Cristal", las reconocidas canciones de Callejeros con los que la banda decidió abrir y cerrar el show, aunque luego volvieron para los bises y cerraron con el tema que siempre le pone punto final a sus shows: "Suerte".

Mientras Fontanet hacía delirar a los fanáticos en el escenario Sur, en el Norte terminaba Attaque 77 y comenzaba Ciro y los Persas, otro habitué de las sierras cordobesas en los últimos años. 
El ex líder de Los Piojos ofreció un show sin fisuras, con un combo que nunca le falla: éxitos de su ex banda -"Tan solo", "Como alí" y "El farolito", con un inicio imperdible-, juegos con el público y un repertorio extenso para un festival, que incluyó otros hits de su actual grupo, como "Antes y después", "Similar" y "Astros". Con este último tema, el cantante cerró su show, aunque luego quedó tiempo para la versión en armónica del Himno Nacional Argentino con el que siempre Ciro se despide de sus fanáticos.

Así como en su momento coincidieron Attaque y Don Osvaldo en distintos escenarios, al mismo tiempo que actuaba Ciro también se podía apreciar el show que Los Auténticos Decadentes trajeron a Cosquín Rock en ambos días del festival.

Fuente; Cadena 3

Te puede interesar