Mafia de los contenedores: procesaron a otro empresario

CORRUPCIÓN K Por
El juez Aguinsky procesó a un gerente de la empresa Ambika y amplía la investigación.
MAFIA CONTENEDORES

La empresa importadora Ambika quedó bajo la mira de la Justicia en la causa de la mafia de los contenedores y sus causas conexas. El juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky, procesó a su socio gerente Diego Vestillero y a la empresa como persona jurídica y ahora la investiga por otros 300 contenedores ingresados bajo supuestas maniobras de fraude fiscal. La función de Ambika es, como se la llama en el comercio exterior, de forwarder/agente de carga que en un mismo contenedor trae mercadería para varios clientes, informaron fuentes judiciales.

Ambika era la empresa que figuraba en la documentación del contenedor que intentaron sacar, el año pasado, la militante K Gladys Patricia Fernandez y sus socios en una causa en que está procesado Gabriel Garcés y que fue enviada a juicio oral y público.

En las indagatorias de todos los detenidos por Aguinsky, uno de los imputados afirmó que en las reuniones por las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI) participaban “Gabriel Traficante y Diego de la firma Ambika, quien sería su presidente... (Ellos) estarían relacionados con operaciones relativas a las declaraciones juradas de anticipo importación con las cuales se habrían enriquecido en forma ilícita”.

Lo concreto es que la militante K intentó sacar uno de los contenedores que estaban retenidos en el puerto de Buenos Aires dentro del megaoperativo anticontrabando que había realizado hace dos años atrás el ex director de la Aduana, Juan José Gómez Centurión. En otra de las causas conexas está procesado y detenido el Claudio "Mono" Minnicelli, cuñado del ex ministro de Planificación, Julio De Vido.

El operativo se frustró cuando la prefectura detuvo al ex funcionario de la Oncca (la oficina de subsidios agrícolas K) llamado Víctor Palomino y su compañero Rodolfo Costas mientras pagaban 30 mil dólares en efectivo en el depósito fiscal Exolgan para intentar sacar un contenedor con productos de electrónica con un documento de embarque (Bill of Landing, en inglés) falso. El documento estaba a nombre de la empresa AMBIKA. Por este motivo, el juez dio la orden de detener a los poseedores de ese documento trucho que habían llevado en un Fiat 500 Avart. En un Mercedes Benz estacionado en el depósito ubicado en el Dock Sud dejaron los 30 mil dólares dentro de una campera para un funcionario aduanero.

El caso de Ambika es uno más dentro de una serie de causas conexas por contrabando en la era K. En una medida sin precedentes, Aguinsky había procesado en diciembre a 60 empresarios -entre ellos los hermanos Paolantonio-, empresas y funcionarios de la Aduanay los embargó en $ 131 mil millones (unos US$ 3.300 millones). Además,llamó a indagatoria al los jefes de ese organismo, Guillermo Michel, Daniel Santanna, Edgardo Paolucci, Eduardo Bernardi y Carlos Sánchez durante la gestión de Ricardo Echegaray al frente de la AFIP. Entre los procesados se encuentra Horacio Palmieri de la Terminal de Cargas de Tigre (TCT), uno de los empresarios acusados por Elisa Carrió por sus vínculos con el presidente de Boca, Daniel Angelici.

La escala de la multa que se aplica como accesoria a una posible condenaes de 4 a 10 veces el valor de la mercadería contrabandeada. En este caso fue 4 veces mayor. Sobre este monto se calculó el embargo multimillonario.

Se trata de decisiones tomadas en la causa de la mafia de los contenedores donde se investigó el contrabando de561 contenedores a través del puerto de Buenos Airesy con complicidad de funcionarios de la Aduana ya que todos pasaron por el canal “rojo”, es decir con control, pero sin embargo contenían contrabando. Las penas por contrabando tienen una escala de entre 4 y 10 años de prisión

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar