Otra semana financiera de recuperación consolidó el buen arranque de año para los inversores

ECONOMÍA Por
El dólar siguió ofrecido y rompió el piso de la banda del Banco Central. En enero las acciones ganan 14% en dólares, mientras el riesgo país se acerca a 700 puntos
SEMANA FINANCIERA

Un poco por aliento de mejores condiciones financieras en los mercados del exterior y otro poco por una relativa estabilización fronteras adentro, los mercados locales atraviesan un auténtico "veranito" en este enero, como para empezar a recomponerse del calamitoso 2018, cuando las valuaciones cayeron a la mitad.

Este aval que en el corto plazo están recibiendo los activos argentinos tiene un lugar destacado para las acciones. El panel líder Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) se acerca a la cota de 34.000 puntos resignada en septiembre. En dólares regresó a un nivel superior a los 900 puntos.

Desde que empezó 2019 las acciones argentinas recuperaron en promedio un 14,1% en dólares y un 11,8% en pesos. Y si la cuenta se extiende al piso de cotizaciones del 26 de diciembre, el rally de año nuevo contabiliza una ganancia promedio en dólares de 28,8%, luego de subir en ocho de las últimas once sesiones operativas.

"Queda mucho camino de recuperación por delante, en un año electoral que para la Bolsa siempre tiene expectativas que no las podemos soslayar", mencionó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.

La recuperación se contagió a los bonos argentinos. Los títulos más largos recortaron los rendimientos y aquellas emisiones con vencimiento posterior a 2020 se aproximan al umbral de 10% en moneda dura, cuando llegaron a pagar tasas de 15% hace un mes.

Este saludable declive de los rendimientos de los bonos en el mercado secundario de renta fija es réplica del ascenso de los precios, próximo a 10% en dólares en el transcurso de dos semanas. La tasa del Discount 2033 con ley argentina cedió a 12,2% anual en dólares; el Bonar 2024 cayó a 10,3%, mientras que el Bonar 2025 quedó en 12 por ciento.

Compatible con esta dinámica es el retroceso del Riesgo País de JP Morgan, que para la Argentina marca 704 puntos básicos, después de haber alcanzado los casi 840 enteros a fines de diciembre del año pasado, un rango máximo desde octubre de 2014. Este indicador mide el diferencial de tasas de interés de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes.

En cuanto al dólar, empieza a consolidarse un escenario inesperado. La divisa mayorista quebró el piso de la banda de "no intervención" dispuesta por el Banco Central. Al cerrar en $36,90 este viernes, quedará operada en unos 55 centavos menos que el piso de la banda para el lunes 14, de 37,451 pesos.

En la semana el dólar restó 1,3% y promedió al público los $38,03 para la venta. Desde el récord de cierre de $41,85 el 28 de septiembre, el billete verde acumuló una pérdida de 10%, con una inflación superior al 12% en el período que amplifica la caída.

Claro está que para este sorpresivo desempeño bajista del tipo de cambio están confluyendo varios factores, algunos volátiles, como la liquidación estacional de exportadores de trigo, y la demanda de pesos para aprovechar las altas tasas de interés o, sencillamente, para el financiamiento de empresas que tienen el crédito vedado.

Las tasas de referencia de la política monetaria, de las Letras de Liquidez (LELIQ), quedaron el viernes en 58,107% anual. Están en su nivel más bajo desde el 29 de agosto, pero todavía ejercen una fuerza de "torniquete" para atrofiar la dolarización de carteras y sostener la evolución positiva de las colocaciones en pesos.

Con información de www.infobae.com sobre una nota de Juan Gasalla

Te puede interesar