¿Cambio de tendencia? Leve baja en los precios por la caída en las ventas

ECONOMÍA Por
Yogures, aceites y harinas, entre otros productos de consumo masivo, comenzaron a ajustar sus precios a la baja. La estrategia empresaria para liquidar stocks.
BAJA DE PRECIOS

Tras la persistente retracción del consumo, que -en noviembre- alcanzó la peor caída del año cercana al 10%,  algunos precios de los productos de la canasta básica, experimentaron ligeras bajas durante diciembre. Fue por la resistencia de los consumidores a avalar aumentos que no pueden sostener debido al deterioro del poder adquisitivo.

Según un relevamiento de la consultora Focus Market, "algunos productos que habían sufrido fuertes aumentos en el mes de noviembre tuvieron que revisar sus listado de precios a la baja", consignó en su último informe.

Fue el caso de los yogures, que bajaron 1,5 %, si bien acumularon 30% de suba entre enero y diciembre. Aceite y harina fueron dos alimentos que registraron subas altas en el 2018, signado por la devaluación. El aceite, acumuló un aumento del 69% en el año y en diciembre, registró una baja del 1,6 %. También la harina, que trepó 131% a lo largo del 2018 y cayó 0,3% en el último mes del año. Otras reducciones de precios se vieron en los quesos untables (– 4,1 %), en el papel higiénico (– 0,2 %), en los vinos comunes (– 1,8 %), los vinos medios (– 4,2 %) y la polenta (– 1,1 %).

Damián Di Pace, analista de la consultora explica que: "ante semejante contracción de la demanda, las empresas fabricantes de los productos, determinan liquidar sus stocks bajando precios antes que almacenar ese stock, y tener que salir a financiarse al mercado con una tasa superior al 70%", dice. Es decir "el costo de la liquidez incorpora la reducción de precios", resume. 

Por otro lado, en algunos casos, se trata de productos estacionales, de alta rotación. "El caso más emblemático es el yogur", cuenta Di Pace.  "Es uno de los que mas aumentó en el mes de noviembre respecto de octubre, y sin embargo, esa suba no fue aceptada por la demanda", dijo. Algo similar pasó con los postrecitos, que también tuvieron que bajar de precio porque sus fabricantes no pueden tenerlos en stock". 

"Lácteos es una de las categorías que más cayó en volumen de consumo y cuando quiso recuperar precio tampoco pudo hacerlo", resume.

Según el analista, hay tres factores a tener en cuenta, en este comportamiento de los precios en las góndolas. Por un lado, está la presión inflacionaria muy fuerte que se dio entre septiembre y octubre, de casi 12% de subas sólo en esos dos meses.  Ademas, el poder adquisitivo del consumidor que llegó a su piso en caída, porque la inflación llegó a su techo y el poder de compra se erosionó", señala.

"Recién ahora, el poder de compra podría empezar a repuntar ante la recomposición de las paritarias y una desaceleración de la inflación", según Di Pace. "Pero tampoco parece posible en el contexto de suba de tarifas de servicios esenciales, que presenta el primer trimestre del año".  

Según el informe de Focus Market, relevado con la tecnología de Scanntech, en el top de las 11 de categorías de productos que más aumentaron en diciembre 2018 respecto del mes anterior figuran: mayonesa + 24,2 %, jugos líquidos + 18,2 %, chocolates + 13,4 %, cervezas + 7,8 %, cremas dentales + 6,9 %, galletas + 6,7 %, Pan de molde + 6,5 %, detergente + 6,1 %, gaseosas + 5,8 %, leche + 5,7 %, panes blandos + 5,4 %, y dulce de leche + 5,4 %.

Si se toma en cuenta el período de enero a diciembre de 2018, entre los productos que registraron mayores aumentos se alistaron: pañales 137,1 %, harinas + 131,6 %, pastas secas 96,6 % %, jugos líquidos 78,9 % hamburguesas 71,6 %, aceite 69,2 % %, detergente 65,4 %, papel higiénico 58,9 %, yerbas 57,8 % y dulce de leche 54 %.

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Natalia Muscatelli

Te puede interesar