El problema de Belgrano es dirigencial, se adueñaron del club

MIRADAS Por
Los grandes responsables de este presente de Belgrano no son los jugadores, son los dirigentes, los que desde hace años se adueñaron del club y creen que hacen bien las cosas, cuando en realidad lo están hundiendo
hoy

Los grandes responsables de este presente de Belgrano no son los jugadores, son los dirigentes, los que desde hace años se adueñaron del club y creen que hacen bien las cosas, cuando en realidad lo están hundiendo.

Ni Armando Pérez , quién el la practica maneja la institución como "patrón de estancia" , ni Jorge  Franceschi fueron capaces de armar un equipo competitivo que esté a la altura de las circunstancias para pelear el descenso y tratar de permanecer en la élite del fútbol Argentino.

A decir verdad quién no supo, no quiso o no pudo fue Armando Pérez, todos en el mundo del fútbol saben que Franceschi  no es más que un gerente deportivo que solamente está en condiciones de decir " Sí Don Armando", nada más, no le pidamos "peras al olmo".

Armando Pérez, salvo con la elección de Ricardo Zielinski nunca tuvo suerte con los técnicos contratados, quizá ahí esta la matriz del problema, quizá ese sea el principio de todos los males de una institución que "aparentemente" está saneada en lo económico pero con un real y concreto peligro de perder la categoría.

Belgrano esta en terapia intensiva, el pronostico es realmente grave, las oportunidades se van desperdiciando y hay quienes ya creen que la situación es terminal.

Quizá llegó el momento que los verdaderos responsables den un paso al costado y no le sigan haciendo daño a un enfermo que por remotas que sean las posibilidades que tiene, lo último que se pierde es la esperanza.

Te puede interesar