La recaudación cayó un 9% en noviembre

ECONOMÍA Por
El cumplimiento de lo dispuesto en el Consenso Fiscal, la crisis cambiaria que derivó en una escalada en los niveles de precios ...
Centro-Cívico-1

La recaudación total del mes de noviembre de 2018 fue de $14.477 millones, lo que significa un crecimiento nominal del 33,9% respecto al mismo mes del año 2017. Si se descuenta la inflación, considerando a tal fin el Índice de Precios al Consumidor de la Provincia de Córdoba hasta el mes de octubre de 2018 y una estimación para el mes de noviembre, la recaudación experimentó una caída interanual del 9,0% en términos reales.

Desagregando los recursos según su origen, los provinciales registraron un crecimiento nominal interanual del 41,3%, lo que en términos reales representa una caída del 4,0%. Los de origen nacional, por su parte, presentaron un crecimiento en términos nominales de 28,8%, lo que neto del efecto del crecimiento de los precios implica una caída en términos reales del 12,5% con respecto a noviembre del año 2017 (Gráfico adjunto 1).

En el acumulado al mes de noviembre los recursos de origen provincial muestran un crecimiento nominal de 31,8% y, teniendo en cuenta la inflación promedio del periodo considerado (32,9%), dicha variación implica una caída en términos reales del 0,8%. Por el lado de los recursos nacionales, el crecimiento nominal interanual fue del 35,8%, superior a la inflación, por lo que el aumento real fue del 2,2% (Gráfico adjunto 2). Cabe destacar que en ambos tipos de recursos se advierte una importante desaceleración en el incremento interanual de la recaudación acumulada respecto a las alzas registradas en meses anteriores.

Recursos de origen provincial
En el mes de noviembre, los ingresos provenientes de Ingresos Brutos –que representaron el 79% del total de recursos de origen provincial–, registraron un incremento nominal del 50,5%, lo que en términos reales implica un aumento del 2,3% respecto al mismo mes del año anterior (Gráfico adjunto 3).

Los Impuestos Patrimoniales crecieron un 33,6% en términos nominales (Inmobiliario 36,9% y Automotor 27,1%), lo que implica una caída del 9,2% en términos reales (Gráfico adjunto 3). Estas variaciones interanuales están en línea con el crecimiento nominal del impuesto determinado a comienzo del año 2018, en base a la inflación pasada (del año 2017). Estos recursos representaron el 8% del total de recursos de origen provincial en el mes de noviembre.

Por su parte, el Impuesto de Sellos registró una variación nominal interanual del 4,8%, lo que en términos reales implica una caída del 28,8% (Gráfico adjunto 3). No obstante, si bien impacta en su dinámica el menor número de operaciones asociadas al nivel de actividad, como son la compra/venta de inmuebles o uso de tarjetas de créditos, esta caída se explica porque la base de comparación del año 2017 es muy elevada ya que incluye un pago de $66 millones correspondientes al mes de octubre de 2017. Si se corrige ese efecto, el alza interanual de Sellos se ubica en torno al 18,6% nominal y presenta una caída real del 19,4%.

En el acumulado a noviembre, los impuestos administrados por la Provincia que se encuentran ligados a la actividad económica han crecido por debajo de la inflación promedio del período. En el caso de Ingresos Brutos, el aumento nominal fue del 32,2% (con una participación del 70% en el total de recursos de origen provincial), lo que en términos reales implicó una caída del 0,5%. El cumplimiento del Consenso Fiscal hizo resignar a la Provincia, aproximadamente, un 5,4% de crecimiento interanual de su recaudación acumulada. De no haber mediado la baja en las alícuotas, el aumento se habría ubicado en torno al 37,7%, superando a la inflación del periodo. Por su parte, la recaudación del Impuesto de Sellos muestra un incremento interanual del 25,4% nominal y una caída real del 5,6% (con una participación del 9,8% en el total de recursos de origen provincial).

El cumplimiento de lo dispuesto en el Consenso Fiscal, la crisis cambiaria que derivó en una escalada en los niveles de precios y la recesión en el nivel de actividad han resentido la dinámica de la recaudación de la Provincia atada al nivel de actividad. No obstante, desde el Gobierno Provincial se continúa con el proceso modernización de la administración tributaria provincial, en el marco del Programa de Equidad Impositiva (PEI) iniciado en 2016, y sus resultados han permitido compensar parcialmente el efecto recesivo sobre la recaudación.

En línea con las mejoras de administración tributaria, los impuestos patrimoniales acumulados a noviembre presentan un crecimiento interanual del 36,8% nominal, lo que en términos reales significa un aumento del 3% (Gráfico 4), compensando parcialmente la caída real acumulada de Ingresos Brutos y Sellos.

Recursos de origen nacional
La dinámica de los recursos de origen nacional se explica principalmente por la evolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto a las Ganancias, que en conjunto representaron el 91,7% del total de recursos nacionales del mes de noviembre.

En el mes de noviembre, el IVA representó el 52,1% del total de recursos nacionales recibidos y presentó un crecimiento interanual del 37,3% en términos nominales[1] y una caída del 6,7% en términos reales (Gráfico 3). El componente interno (IVA DGI) creció a una tasa del 41,2%, inferior a la inflación interanual del 47,2%. Por su parte, el componente externo mostró un incremento nominal del 6,4% interanual, bastante por debajo del crecimiento de los precios. Esta dinámica se explica principalmente por la caída en las importaciones -producto de la devaluación y la recesión económica-, y por efecto de las alícuotas de los anticipos de IVA aplicada sobre ciertos bienes importados, principalmente insumos[2]. En el caso de Córdoba, esta disminución de alícuotas generó una resignación de $298 millones para el mes de noviembre.

Por su parte, en el mes de noviembre de 2018 lo recibido en concepto de Impuesto a las Ganancias registró una variación interanual del 47,1% en términos nominales y una leve caída del 0,1% en términos reales. A nivel nacional, el impuesto creció a una tasa del 37,9% interanual, inferior al crecimiento exhibido a nivel provincial. Esto se explica por la derogación del artículo 104° de la Ley 20.628 de Impuesto a las Ganancias, la cual entró en vigencia a partir del 1° de enero del 2018, luego de la firma del Consenso Fiscal[3]. De no haber mediado esta modificación, el incremento del impuesto se habría ubicado, aproximadamente, en torno al 38,8% interanual (Gráfico 3).

Para el caso particular de Bienes Personales, se advierte una caída del 53,2% en términos nominales, la cual responde a la baja de la alícuota a tributar para el período fiscal 2018.

El Fondo de Compensación creado por el Consenso Fiscal[4], permitió el ingreso de $118 millones durante el mes de noviembre. Este Fondo se destina a inversiones de infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, productiva, de vivienda o vial, tanto por parte de la Provincia como por sus municipios y comunas[5].

A nivel acumulado, tanto IVA como Ganancias – impuestos nacionales con mayor participación -, crecieron por encima de la inflación promedio del período – 32,9% –. En el caso del IVA, el crecimiento fue del 46,4% nominal y 10,2% real, mientras que Ganancias lo hizo a un ritmo del 41,7% nominal y 6,6% real.

[1] Durante el mes de noviembre, ingresaron $170.771.935 a las arcas provinciales en concepto de “Pago de retroactivo autarquía AFIP” Decreto N° 1399/01”. Este monto se imputó en su totalidad como recaudación de IVA.

[2] Según RG 4319-18

[3] Esta medida permitió, por un lado, el aumento de la masa coparticipable por la eliminación de la preafectación del 20% de lo recaudado de ganancias a la ANSES y 2% destinado a ATN. Por otra parte, la eliminación del Excedente del Fondo del Conurbano y el Fondo para Necesidades Básicas Insatisfechas, fue reemplazado por la creación del Fondo para Obras de Infraestructura y Programas Sociales (Punto I – Compromisos comunes, inc. b) y c), Anexo Ley 27.429).

[4] En el punto II inciso a) y b) del Consenso Fiscal, el Gobierno Nacional se comprometió a compensar a las Provincias y CABA por la pérdida resultante de la derogación del Art. 104° de la Ley de Impuestos a las Ganancias y por la renuncia de las jurisdicciones al 30% del impuesto al cheque.

[5] El 20% de lo recibido por el Fondo de Compensación es transferido automáticamente a los Municipios y Comunas de la Provincia. Estos recursos son distribuidos en función de los índices de reparto de la Ley de Coparticipación Provincial N° 8.663.

Te puede interesar